Conforme más irregularidades salen a la luz respecto a la gestión del exalcalde de Mineral de la Reforma, Filiberto Hernández Monzalo, más pertinente resulta preguntarse cuál es y fue el papel de la Auditoría Superior del Estado de Hidalgo (ASEH) en todo eso. ¿Fueron comparsas de las irregularidades que hoy salen a la luz? Es difícil que quien se supone tiene la tarea de auditar en qué gastan los alcaldes el dinero público, no se haya dado cuenta de las irregularidades de la administración que encabezaba Filiberto Hernández, quien tiene problemas y pendientes con empresarios, vecinos y ahora también con las nuevas autoridades municipales. Pero hay algo más grave: según Camacho Baños, Filiberto Hernández no dejó un respaldo con la información confidencial que contribuyentes, de buena fe, compartimos con autoridades. Los datos que permitirían cobrar el impuesto predial simplemente se esfumaron. En entrevista, Camacho advirtió que presentará una denuncia penal contra Filiberto, pues el hecho de que no haya dejado los datos de contribuyentes que son tributantes del predial dejó a la alcaldía “atada de manos” para recaudar. La situación en Mineral de la Reforma parece que no podía ir peor, aunque Filiberto sí sabe hacerlo. De filón. Apenas viene la avalancha de recortes a presupuestos de la administración pública, no solo la estatal, sino en todo el país. ¿Y cuándo se solidarizarán los vecinos en esta temporada?

No votes yet.
Please wait...

Comentarios