Naufragio económico

535
Logo Ala Independiente de Hidalgo

Durante el segundo trimestre de 2020, justo en el periodo más complicado de la crisis sanitaria provocada por el coronavirus (Covid-19), la economía de Hidalgo registró una caída del 18.6 por ciento respecto al año pasado. Ese desplome no es cosa menor. El estado y sus habitantes, como miembros de una aldea global, podríamos tardar años en salir del bache. El empleo es uno de los sectores más golpeados por esta crisis que parece interminable, y que a pesar de la aparente recuperación gracias a la nueva normalidad las heridas siguen abiertas. De acuerdo con cifras de la Secretaría del Trabajo de Hidalgo, el impacto de la pandemia provocó una pérdida de 15 mil 191 plazas laborales entre abril y julio, con una pírrica recuperación en agosto de mil 658 y en septiembre de 687. ¿Qué significa esto? Menos poder adquisitivo, más informalidad y en consecuencia mayor pobreza. Sin duda, la pandemia ampliará la brecha en Hidalgo de esta aciaga realidad. Para poner en contexto, de acuerdo con el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), hasta 2018 el 43.8 por ciento de la población hidalguense se encontraba en situación de pobreza y 6.1 en pobreza extrema. El mismo indicador refiere que hasta ese año, 3.8 por ciento de la población, unas 113 mil 600 personas, rayaban en la vulnerabilidad por ingresos. Hoy, a dos años de distancia, las cifran podrían ser letales. Menudo trabuco tienen enfrente las autoridades de Hidalgo, donde, además, 68.2 de las unidades económicas existentes son informales, de acuerdo con los Censos Económicos 2019 que elabora el Inegi. El panorama no es alentador, por ello cobran especial relevancia las solicitudes de mayor presupuesto para el ejercicio 2021 por parte de los secretarios del Trabajo y de Desarrollo Económico a la 64 Legislatura local. Ambos apelaron a la ayuda del Poder Legislativo para reactivar las pequeñas y medianas empresas, así como los programas de fomento al empleo. Por el bien de la economía local, ojalá el Congreso haga una distribución razonada del presupuesto 2021. De filón. La calidad a prueba de balas. La Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo logró incluir 24 de 36 programas educativos en el nivel uno del Padrón-EGEL de Programas de alto rendimiento académico.

Comentarios