Benjamín Arditi,UAEH,FINI

Dijo no estar seguro de si lo que pasa en el país es populismo, aunque hay componentes como personalismo e impaciencia

Pachuca.- Es preocupante que en México no exista una oposición inteligente, afirmó el investigador Benjamín Arditi durante la conferencia magistral “Caracterizaciones del populismo”, la cual presentó en el marco del Festival Internacional de la Imagen (FINI), organizado por la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH).

Derivado de lo anterior, el estudioso de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) espera que nazca una oposición que construya hacia el futuro del país, sea inteligente, republicana y no una como la que pudo observarse en la marcha contra del Ejecutivo federal, celebrada el 5 de mayo.

“Yo espero que surja algo que construya hacia el futuro de México, y no algo de lo que estamos viviendo ahora, que es rencor, clasismo y, en muchos casos, racismo. Me asusta mucho si la oposición que habrá en un futuro sea de este tipo, porque entonces Andrés Manuel López Obrador (AMLO) tendrá el campo abierto.”

Asimismo, Arditi dijo no estar seguro de si lo que pasa ahora en el país es populismo, aunque hay componentes como personalismo e impaciencia con la oposición, misma que no tiene un planteamiento republicano serio.

“No necesariamente se puede considerar así, puede ser un gobierno que está celebrando el apoyo popular del 53 por ciento del electorado y está capitalizándolo”, mencionó.

“Lo único que está faltando es que exista una oposición decente y no lo actual. Me parece que el presidente está pensando en el futuro, mientras que los partidos derrotados siguen viviendo en el pasado; lo que yo querría ver es que surjan partidos de oposición que hagan críticas inteligentes para marcarle el paso también al gobernante”, indicó.

Mencionó que la actual administración federal lleva cinco meses como gobierno, mientras los mexicanos han vivido 30 años de políticas y ajustes del régimen neoliberal que ocasionaron que el poder adquisitivo del salario mínimo actual sea menor a lo que era en 1976.

México, dividido por el racismo

“Escucho que la oposición pide a Andrés Manuel que no divida al pueblo de México; yo pienso que México siempre ha estado
dividido por el racismo antiindigenista, por el uso del calificativo naco por parte de la clase alta y la creencia de que solamente los expertos pueden tomar decisiones interesantes”, dijo.

Benjamín Arditi subrayó que en otros regímenes es necesario el dinero, la virtud, la fuerza, la inteligencia, la sabiduría y la edad, pero en la democracia lo único que es necesario es haber ganado unas elecciones. “Esas son las reglas del juego y todos tenemos que aceptarlas”, sostuvo.

En la conferencia, el investigador comentó que ha habido un interés creciente en el populismo en todo el mundo, parte de ello es el resultado de la consulta del Brexit en Gran Bretaña, acompañado de una campaña y promesas que no pueden cumplirse.

Manifestó que la victoria de Donald Trump en Estados Unidos (EU), la ultraderecha española, entre otros ejemplos, han adoptado el populismo.

Externó que existe una confusión sobre el tema, pues aunque algunos teóricos como Jacques Rancière piensan que es una palabra difícil de definir, es usada para denunciar a adversarios políticos. Por ello, actualmente están en debate tres olas del populismo: el clásico, el neoliberal de la década de 1990 y el de todo tipo, existente a partir del año 2000, que es una mezcla de ideologías progresistas, derecha e izquierda.

Tras referir que “el populismo se debe ver como un espectro de democracia neoliberal; funciona como una forma de hacer política”, detalló que los populistas en general tienden a desconfiar de las interacciones de partidos políticos, ponen en discusión la respuesta y el líder es visto como el ámbito supremo.

Agregó que es un síntoma de una democracia erosionada, en donde hay una dicotomía entre el pueblo bueno y las élites corruptas; sin embargo, el especialista argumentó que actualmente la ciudadanía vota más por los líderes que por el partido, por la idea de confianza.

“Además, ahora ya no se necesita tanto al militante del partido y reduce un poco el papel del operador político, aumentando el del especialista en imagen y medios de comunicación”, concluyó.

Benjamín Arditi,UAEH,FINI

  • El investigador presentó la conferencia “Caracterizaciones del populismo”. El estudioso de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM aseguró que actualmente se vive con una oposición rencorosa, clasista y, en muchas ocasiones, racista

“Escucho que la oposición pide a Andrés Manuel que no divida al pueblo de México; yo pienso que México siempre ha estado dividido por el racismo antiindigenista, por el uso del calificativo naco por parte de la clase alta y la creencia de que solamente los expertos pueden tomar decisiones interesantes”

Benjamín Arditi
Investigador

Comentarios