Más allá de toda la parafernalia alrededor de la nueva estrategia de seguridad denominada Hidalgo Seguro, es importante destacar que el gobernador Omar Fayad reconoció que no es un problema que pueda atacarse únicamente con cientos de patrullas y más policías armados, sino que requiere varios “pilares” o acciones, entre ellos combatir el rezago social y la corrupción, por ejemplo. O inteligencia, prospección, utilización de bases de datos, etcétera. Eso es ya un avance por sí mismo. Ya no se piensa en estrategias simplonas que quieran atajar la inseguridad con superpolicías estilo Robocop. Los gobiernos ya tienen conciencia que combatir la inseguridad va más allá de jugar a policías y ladrones. El propio secretario de Gobernación Miguel Osorio Chong, presente ayer en este acto que calificó como histórico, hizo varios llamados para que realmente funcione la estrategia gubernamental. En primer lugar, el exgobernador y aspirante a la candidatura presidencial priista llamó a los gobiernos municipales a construir sus corporaciones policiacas si quieren continuar con ellas porque de lo contrario “de nada va a servir que la Policía estatal tenga todos sus instrumentos, si la Policía municipal no hace el esfuerzo y la inversión correspondiente”. El funcionario federal también exhortó a acelerar las capacitaciones de policías y ministerios públicos para estar en sintonía con lo que establece el Nuevo Sistema de Justicia Penal. En conclusión: de nada servirán las 5 mil cámaras de alta definición, los 38 arcos carreteros con sistema de reconocimiento y lectura de placas de autos y camiones y las 200 camionetas pick up si no hay detrás un sistema de justicia que funcione en todas sus esferas. Bienvenida la infraestructura, los drones, pero también la formación de policías profesionales, de agentes investigadores eficaces que logren integrar averiguaciones contundentes. Sin eso, y otras acciones más, de nada servirá toda la parafernalia. De filón. Es una pésima época para los migrantes. Como estamos lejos de tener naciones integradas, que impulsen sus puntos de convergencia: sean mercados de trabajo o las vocaciones productivas complementarias, entonces seguiremos persiguiendo a los migrantes, provocando que mueran abandonados a su suerte en cajas de tráileres estacionados en un centro comercial.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios