El mandatario hidalguense reiteró que la administración estatal mantiene coordinación con la federación para enfrentar el robo de hidrocarburo

Ciudad de México.- Tras la medida implementada por el gobierno federal para el combate al robo de hidrocarburo, el gobernador Omar Fayad consideró que es necesario esperar resultados de las acciones; reconoció que en Hidalgo comenzó la preocupación ante el desabasto.

Luego de participar en la primera sesión del Consejo de Desarrollo Metropolitano del Valle de México, el mandatario hidalguense comentó que a diferencia del martes, ayer incrementaron los casos de gasolineras sin combustible.

Sin embargo, comentó que en plática con los gobernadores del Estado de México y de la Ciudad de México, Alfredo del Mazo y Claudia Sheinbaum, respectivamente, se expuso que la jefa de Gobierno sostendría una reunión con el director de Petróleos Mexicanos (Pemex) Octavio Romero para ver qué es lo que ocurrirá en los siguientes días, en cuánto tiempo será resuelta la situación y cómo contribuirán los tres estados para aminorar la problemática.

Con respecto a la posibilidad de que existan autoridades implicadas en el robo de combustible, Fayad Meneses no quiso especular “hasta que las autoridades correspondientes den la información de los resultados de lo que esta medida logró y los alcances de la misma”.

Reiteró que la administración estatal mantiene coordinación con la federación para enfrentar el robo de hidrocarburo. “He puesto todos los elementos necesarios de la Policía preventiva al servicio de la estrategia, cámaras de seguridad al servicio de la estrategia al combate al huachicol y tecnología de punta”.

Además, destacó que Hidalgo registra el mayor número de decomisos de combustible robado; “en mi administración pasamos de devolverle a la federación 600 mil litros de hidrocarburos, ya sea gasolina o diésel, a 6 millones de litros.”

Agregó que la estrategia Hidalgo Seguro ha funcionado, ya que suman más de 400 personas detenidas por huachicoleo, lo que llevó cerca de 24 meses.

Precisó que ayer registraron 62 gasolineras afectadas que no cuentan con ninguno de los tres tipos de combustible, 31 estaciones cerradas y 35 municipios con desabasto del 50 por ciento, mientras que la demarcación más afectada fue Ixmiquilpan, con cuatro establecimientos sin servicio.

Comentarios