La explosión de la toma clandestina dejó a 137 personas sin vida

Pachuca.- A un año de la explosión de una toma clandestina en Tlahuelilpan, Hidalgo, que dejó 137 personas sin vida y decenas lesionadas, el diputado Ricardo Baptista González mencionó que a la fecha los efectos son fuertes y es necesaria una segunda etapa de apoyos para los afectados y que éstos sean permanentes.

Este contenido esta reservado para los usuarios registrados ¿YA ERES SUSCRIPTOR? CONÉCTATE AQUÍ o SUSCRÍBETE

Comentarios