Pachuca.- Luego de recientes rumores, Alejandro Rojas Díaz Durán, consejero del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y senador suplente de Ricardo Monreal, consideró que sería un error para el partido en Hidalgo negociar con priistas, toda vez que se perdería la confianza ciudadana.

Así lo manifestó en su visita a la entidad para presentar el proyecto que encabeza como aspirante a dirigir el comité ejecutivo nacional (CEN) de Morena, donde al ser cuestionado sobre su opinión respecto de la presunta intromisión de priistas, funcionarios y exfuncionarios del gobierno estatal en las filas de Morena, respondió que eso sería una regresión política.

“Muy mal hecho negociar con el PRI (Partido Revolucionario Institucional), porque la gente se da cuenta y no quiere que haya ese tipo de pactos; además, no se vale no cumplir con los proyectos que Morena tiene pactados, aquí somos oposición y tenemos que construir una Morena fuerte que gane y no hacer priista a Morena, eso sería un error y una regresión política espantosa.”

Asimismo, declaró que al interior del partido no deben existir grupos, pues ello conllevará a una lucha interna que debilitará la estructura morenista, además de que se trata de vicios arraigados de otros institutos políticos como el Partido de la Revolución Democrática (PRD) o el PRI.

En ese sentido, expuso que la única manera de terminar con las costumbres del viejo régimen es abriendo la puerta a la democracia, porque si no, los otros grupos se aprovecharán y lo que debe privilegiarse es el interés general de la ciudadanía.
Por ello, criticó que la actual dirigencia nacional cerrara el padrón desde diciembre de 2017, toda vez que ello viola la Constitución para que los ciudadanos afines al partido sean militantes y los excluye de la renovación.

Lo anterior, apuntó, deja ver que existen dos líneas ideológicas en Morena y una de ellas es la que actualmente tiene el control y está volviéndose autoritaria al seguir el ejemplo de partidos como el PRI y PRD, ya que pretenden repartirse los cargos entre sus amigos e imponer a sus dirigentes, sin tener una estructura organizada.

Por ejemplo, aseguró que existen 7 millones de simpatizantes morenistas que no han sido afiliados y 3.5 millones lo fueron, pero no han sido dados de alta ante el Instituto Nacional Electoral (INE), por lo que el partido solo cuenta con 317 mil 499 militantes, de los cuales 8 mil 302 son hidalguenses.

Al respecto, destacó la importancia de que dichas personas sean afiliadas y consultadas para la elección de candidatos a encabezar las dirigencias morenistas estatales y locales, pues indicó que si el presidente consulta a la ciudadanía para la toma de decisiones, Morena también debe hacerlo.

De lo contrario, subrayó, el Movimiento Regeneración Nacional estará enviando un mensaje negativo al pueblo de México y de seguir así, sin elecciones democráticas, el partido podría debilitarse al grado de perder la mayoría en el Congreso para las próximas elecciones.

Comentarios