El Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades es sede del encuentro regional de la Asociación Mexicana de Investigadores de la Comunicación (AMIC). Ayer, después de ser inaugurado, la investigadora de la Universidad Veracruzana Celia del Palacio Montiel presentó la conferencia magistral “Violencia y periodismo en México”, donde expuso el negro panorama que enfrentamos quienes nos dedicamos a informar desde distintas plataformas. En general, según la ponencia de Celia del Palacio Montiel, las y los periodistas estamos amenazados por distintos tipos de violencia, aunque, curiosamente, quienes más nos agreden son las y los funcionarios públicos de todos los niveles. En 2015, precisó del Palacio, funcionarios de los tres órdenes de gobierno efectuaron 165 ataques contra periodistas, mientras que en ese mismo periodo los grupos del crimen organizado fueron responsables de 35 agresiones. Esto contradice la percepción de que los criminales son quienes asolan a los comunicadores. Falso, son los servidores públicos de quienes debemos cuidarnos y quienes, paradójicamente, deberían garantizar la libertad de informar. Otra cifra contundente es que 89 por ciento de los casos de agresiones contra periodistas nunca son resueltos, es decir, quedan impunes. ¿Qué es lo que nos dicen esas cifras? Que el periodista no es valorado en una sociedad como la mexicana. Que si te dedicas a la tarea de informar profesionalmente no tendrás el respaldo del Estado mexicano sino todo lo contrario. Pero además, tampoco la sociedad te defenderá. Uno de los comentarios de la especialista, al hablar de su experiencia en Veracruz, fue precisamente ese: que durante alguna de las manifestaciones a las que asistió para repudiar la violencia contra periodistas en Jalapa, escuchó decir de alguna ciudadana que seguramente se merecían la agresión “por chismosos”. Lo peor es que la sociedad no se da cuenta que cuando un periodista es silenciado, su derecho a estar informado también es socavado. Y en México, desgraciadamente, ni siquiera estamos conscientes de que cada día perdemos más ese derecho humano. De filón. Todo parece indicar que en breve la deuda del gobierno estatal con la UAEH quedará saldada. Al menos así lo aseguró el gobernador Francisco Olvera Ruiz, quien adelantó que la siguiente semana habrá un depósito, aunque no reveló la cantidad. En ese mismo sentido, el Consejo Estudiantil informó ayer, mediante un breve mensaje, que el gobierno estatal ayer mismo había depositado 156 millones de pesos de la deuda de 363 que mantiene con la casa de estudios. ¿Será?

Comentarios