El re-entronizado primer israelí Netanyahu está profiriendo jeremiadas y/o vaticinios apocalípticos que ahora han subido de notable intensidad cuando sopesa el escenario de una “reinfección” del ominoso Covid-19.

Cuando se encontraba en negociaciones para formar el nuevo gabinete, todavía se podía entender en forma asintótica su previo diagnostico de que muchos países, “como Titanics”, iban a desaparecer.

Pero, ahora no tiene la imperiosa necesidad de infundir pánico local y global.

De no ser por su intimidad con Trump y su yerno talmúdico Jared Kushner, las imprecaciones de Netanyahu pudieran ser tomadas como sus previas mentiras sobre la posesión inexistente de armas nucleares por Irán, similares a los inventos de Baby Bush sobre las “armas de destrucción masiva” en Iraq.

The Times of Israel enuncia un reporte de Canal 12 sobre los “escenarios de pesadilla (sic)” que planteó Netanyahu a los parlamentarios de su Partido Likud.

En plena batalla de Israel contra el Covid-19, Netanyahu “advirtió a varios miembros del parlamento de su partido Likud de que si (sic) los reportes de pacientes foráneos que se recuperaron, pero de nuevo mostraron pruebas positivas”, en caso de ser “precisos”, entonces, la “humanidad pudiera extinguirse”.

Tales “reinfecciones” fueron dadas a conocer por la revista Time el 13 de abril, que señaló que existe “incertidumbre” y “controversia” al respecto.

Perturba que The Times of Israel lo refiera 25(sic) días después, cuando Netanyahu comentó las “reinfecciones” en Sudcorea, tan festejado por sus logros preventivos, donde 21 personas “recuperadas habían vuelto a ser diagnosticadas como enfermas”.

Con base en las “reinfecciones” en Sudcorea, Netanyahu sentenció que “la realidad es mucho más compleja de lo que pensamos porque pareciera que la inmunidad al virus no es una inmunidad automática (sic)” ya que “pudiera ser que el virus pueda despertarse y causar infección en amplios círculos”.

Otros (sic) parlamentarios con quienes dialogó Netanyahu dicen “no recordar que usó esa frase precisa (sic)”, sino que advirtió que la pandemia podía desembocar en “escenarios de anarquía global”.

La “anarquía global” post Covid-19 ha sido expuesta ampliamente por sus correligionarios Robert Kaplan y Richard Haass, pero nadie ha llegado a los niveles apocalípticos del primer israelí.

Guste o disguste, Netanyahu ha manejado convenientemente la pandemia que ha cobrado 245 defunciones cuando se han recuperado 11 mil de sus 16 mil 400 casos en una población de más de 8 millones, se ignora si fueron contabilizados los eternamente discriminados palestinos.

Netanyahu exagera publicitariamente sus “logros”, frente a los resultados de otros países de la OCDE, cuando ha sido la tónica en la región del Mediterráneo Oriental, según el mismo Times of Israel: tres muertes en Siria –en plena guerra y con una población de cerca de 20 millones– nueve en Jordania –población de casi 11millones y una grave crisis económica– 26 en Líbano –población de casi 6 millones y la peor crisis financiera y socioeconómica de su historia– 482 en Egipto– población de 104 millones– 19 en Chipre–población de 1.26 millones– y 148 en Grecia, población de 10.6 millones.

Considero sería más apropiado reportar el per cápita de las muertes e infecciones, a parte de su totalidad, para no extrapolar falsas conclusiones precipitadas.

The Times of Israel publicó las predicciones apocalípticas de Netanyahu el mismo día que Israel no reporta nuevas muertes por Covid-19, mientras 15 mil israelíes se han volcado a visitar reservas y parques naturales, cuando el rotativo opositor Haaretz, muy cercano al grupo de George Soros, publicita el levantamiento parcial de la cuarentena en las playas de Israel.

¿Qué sabrá el eje Trump/Kissinger/Jared Kushner/Netanyahu que no sepamos los mortales?
http://alfredojalife.com
https://www.facebook.com/AlfredoJalife https://vk.com/alfredojalifeoficial

Comentarios