Ni el agua ni el viento detiene al movimiento

3062
uaeh

Lonas en rojo y negro y costales con arena por si las lluvias, forman a las afueras del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades (ICSHu) uno de los tres campamentos que mantienen en el lugar los profesores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), como parte de la huelga que estalló el domingo a exigencia de recursos extraordinarios por parte del gobierno estatal.
Sobre la carretera a Actopan, las Torres de Rectoría por un lado y el ICSHu frente a ellas, portan banderas con los colores emblemáticos de la protesta, el rojo y negro de la huelga.

Es miércoles, luego del tercer amanecer y la cuarta tarde en el campamento, a la hora de la papa, alumnos vinieron a ver a sus maestros, unos para pedir lecturas y otros para traer guisados y de paso confirmar si se encuentran bien.

Adentro, en una de las carpas, profesores y administrativos comienzan a adaptar las circunstancias, hay sillas, una mesa y hasta una pequeña estufa que están por instalar.
El ánimo no decae, mientras prueban los guisados que trajeron los alumnos, planean como se reforzarán ante las lluvias, a la entrada de la carpa, unos cuatro costales de arena sirven como contención al agua que podría correr por el sitio.
Planean otra lona, una resistente al agua y al viento, y recuerdan el aguacero del martes, no a todos les tocó, sin embargo, en videos difundieron la resistencia.
“Somos ICSHu” y un “Goya” improvisado salió de sus gargantas ese día para aguantar la caída del agua y algo de granizo que se dio por la ciudad.

Pero ya es otro día, este miércoles esperan que no llueva, contrario al pronóstico del tiempo, además no queda más que esperar alguna propuesta para acabar con la huelga.
Jorge, profesor del instituto, reconoce que no ha habido agresiones de las autoridades como se difundió en redes, solamente algunos gritos sin que llegara a mayores.
Ahora son las dos de la tarde y toca cambio de guardia, mismas que duran por lo general cuatro horas, profesores van y otros vienen, saludan a los alumnos que los visitan y se preparan para más horas de la protesta universitaria.

Misma que se vive las 24 horas del día en escuelas e institutos de todo el estado, las preparatorias, los institutos, escuelas superiores y dependencias de la UAEH, en la que los propios manifestantes replican que ni agua ni el viento detendrá el movimiento.
Y recuerdan su resistencia por los derechos laborales…

Comentarios