“Hoy en día no se puede seguir pensando que el mundo virtual es un mundo aparte de nuestra vida real, es como una extensión de nuestro cuerpo. Está en tránsito constantemente y es tan real como lo que hacemos en la calle y tiene repercusiones. Todo el mundo cree que como está en la compu no tiene consecuencias reales”

Fernanda Briones

Cuando escuchamos violencia sexual probablemente vienen a nuestra mente imágenes de un desconocido encubierto atacando por las calles oscuras a mujeres indefensas. Sin embargo, la violencia sexual tiene muchos matices, algunos, incluso, casi imperceptibles. Es el caso de la violencia sexual cibernética.
Mandar textos, videos o fotos eróticas a tu crush puede ser algo cotidiano. Desde que se inventó la fotografía y el cine se han hecho este tipo de documentaciones, asimismo desde que cámaras fotográficas y de video redujeron sus costos, cualquier persona puede expresar su sexualidad frente a la lente desde la intimidad de su hogar.
Sin embargo, cuando este material deja de ser privado y se convierte en arma de manipulación, hablamos de violencia sexual. Se ha llamado “porno venganza” o “pornografía vengativa” a las fotos o videos de contenido sexual divulgados en la red o a través de aplicaciones de mensajería como Whatsapp, sin el consentimiento de la persona y con el objetivo de humillar, denigrarla e incluso extorsionarla, lo que trae consecuencias sociales, psicológicas, económicas (despidos ya que disminuyen las oportunidades de encontrar empleo) e incluso suicidio.
Muchas veces, la foto o video va acompañada de los datos personales de la víctima, lo que pone en riesgo su integridad física y emocional, ya que hay quienes dicen haber recibido amenazas de violación y asesinato. La o el victimario se esconde tras el anonimato que ofrece el Internet, incluso existen blogs dedicados exclusivamente a difundir ese tipo de material y, aunque hay casos en los que la ley permite cerrar estos sitios, mucho siguen estando en línea y además son legales.
Pocas veces el material es publicado por crackers (piratas informáticos).La mayoría de las ocasiones es compartido por la misma expareja de la víctima como represalia por el rompimiento de la relación, lo cual puede ser considerado violencia doméstica. Las más afectadas por este problema son las mujeres, personas con diversidad sexual y adolescentes, por lo que, además, hablamos de violencia de género e incluso, por la edad de la víctima, pornografía infantil.
La también conocida “pornografía involuntaria o no consensual” tiene insertada la violencia en el mismo nombre. Decir que es venganza nos remite a justificar el hecho, a pensar en la causa-efecto que provocó que alguien deseara vengarse, delegando parte o toda la responsabilidad en la víctima. Decir que es pornografía (en una sociedad donde la palabra porno está estigmatizada) para definir este tipo de violencia solo pone en duda la denuncia de la persona afectada, porque, para una moral conservadora, pareciera que sacarse o dejarse sacar fotos/videos eróticos es algo “malo”, y la “porno venganza” es una clase de castigo-justicia por ello.
Países como Israel, Filipinas, Japón y algunos estados de EU son de los pocos que han legislado en contra de esta práctica. En marzo de 2015, la ahora finada senadora Mónica Arriola Gordillo presentó una iniciativa de ley que propone reformar el código penal federal para que se sancione hasta con cinco meses de cárcel a quien realice “porno venganza”. La iniciativa que es revisada causó controversia, pues hay quien afirma que no es un delito sexual y que la legislación actual alcanza para sancionar a quien la realice, a pesar de que en la exposición de motivos indica que las “consecuencias graves de la pornografía no consensual justifican su criminalización”.
Lo inmediato para frenar la violencia sexual cibernética, explica la iniciativa, sería dejar de realizar prácticas como el sexting (envío de fotografías/videos eróticas, muchas veces autorretratos, a través de teléfonos móviles con fines recreativos dentro de una relación), sin embargo el problema de raíz no es sacarse fotos, el problema es culpabilizar a alguien por vivir plenamente su sexualidad.
Convencer a las personas para que dejen de sacarse fotos con el fin de no ser víctimas de este tipo de abuso es ir en contra de su libertad sexual, es incriminar a la víctimas y es slut-shaming (hacer sentir culpable a una persona por ejercer su sexualidad fuera de la moral tradicional).
No obstante, existen maneras de evitar que las foto/videos lleguen a manos equivocadas, compartiéndolas mediante aplicaciones que autodestruyen el mensaje una vez visto o utilizando apps para proteger la privacidad de datos. Y si llegan, es posible reducir el riesgo de ser identificados ocultado la cara, tatuajes, lunares o cicatrices al tomar la foto o video.
Las leyes y empresas informáticas forman parte de la lucha contra la violencia sexual cibernética, pero es la sensibilización a la población lo que realmente hará la diferencia; ¡sin oferta no hay demanda! Es importante concientizar que no solo quien comparte imágenes sexuales sin consentimiento está cometiendo el abuso, sino también quien consume y comparte este tipo de material, así como quien juzga a las víctimas.

Visita

Si te quedaste picado,
no te preocupes,
tenemos más de donde
salió esto para mantenerte despierto toda la noche,
por eso visita www.revistadandoydando.com.mx
o búscanos en Facebook
como Revista Dando y
Dando, donde tenemos
más y más para darte
de qué hablar

Fuentes:

  • http://www.24-horas.mx/el-machitroll-y-la-cuarta-ola-del-feminismo/
  • http://www.elsindical.com.ar/notas/el-termino-pornovenganza-se-impone-socialmente-
  • para-naturalizar-al-efectivo-acoso-virtual/
  • http://nymag.com/news/features/sex/revenge-porn-2013-7/
  • http://www.forbes.com.mx/este-hombre-quiere-acabar-con-la-porno-venganza/
  • http://www.nsvrc.org/sites/default/files/Publications_NSVRC_Overview_Que-es-la-Violencia-Sexual.pdf
  • http://cnnespanol.cnn.com/2015/02/26/reddit-se-planta-contra-la-porno-venganza/
  • http://www.elpais.com.uy/que-pasa/crece-cantidad-casos-porno-venganza.html
  • http://www.sinembargo.mx/29-03-2015/1294907
  • http://www.excelsior.com.mx/nacional/2015/03/24/1015205
  • https://issuu.com/zoomlegislativo/docs/documento_sin_t__tulo__1_

Comentarios