ABEL BARAJAS /
AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.- Juan de Dios Nochebuena, exrector de la Universidad Politécnica de Francisco I Madero (UPFIM), afirmó que nunca conoció ni se reunió con los funcionarios de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) que fueron imputados, junto con él, de firmar los convenios con los que se habrían desviado más de 185 millones de pesos.

En el testimonio que rindió el 28 de diciembre ante un juez de control, audio al que Reforma tuvo acceso, Nochebuena aseguró que, contrario a lo que señalan dichos documentos, estos no fueron suscritos en la Ciudad de México, sino que la Sedatu se los mandó para que él los firmara en su oficina en Hidalgo.

El exrector afirmó que nunca se reunió con Enrique González Tiburcio, exsubsecretario de la Sedatu, para firmar el convenio general; ni con Armando Saldaña Flores, exdirector general de ordenamiento territorial y atención a zonas de riesgo, para suscribir el convenio específico.

“A mi oficina llegó el documento, decía que estaba firmado en la Ciudad de México, pero realmente lo firmé en mi oficina, donde ya venía la firma de las personas, que en el caso del documento general, el convenio general con número SEDATU-UPFIM/SOT/05/2016, con fecha 4 de enero, venía firmado por el subsecretario Enrique González Tiburcio, a quien yo personalmente no conocí”, narró ante el juez Marco Antonio Fuerte, en una sala de audiencias del reclusorio norte.

“Y en ello se desprende el convenio específico SEDATU/DGAPADN-UPFIM/33901.03/2016, y su primer anexo de ejecución, con fecha 2 de febrero, en donde venía la firma de Armando Saldaña Flores, a quien tampoco conocí y no conozco hasta este momento. Él como director general de ordenamiento territorial y de atención a zonas de riesgo”.

Tanto González Tiburcio como Saldaña también denunciaron que ellos nunca suscribieron esos convenios y que sus firmas fueron falsificadas. El primero está sujeto a proceso por falsedad en declaración, mientras que el segundo libró la imputación ante un juez.

Nochebuena afirma que fue rector de la universidad del 28 de marzo de 2012 al 22 de febrero de 2018, y que participó como contratista de la dependencia federal, entonces a cargo de Rosario Robles, porque le hicieron una invitación por teléfono.

“Vía telefónica nos contactaron para ver si teníamos interés de participar con la Sedatu, a lo cual dijimos que sí, que enviáramos con antelación con personal de la universidad… En ese sentido presentamos nuestro currículum como universidad, con nuestro personal, con nuestro historial”, puntualizó, sin precisar quién le hizo la invitación.

Nochebuena fue vinculado a proceso por el delito de uso indebido de atribuciones y facultades.

Vigilaba ejecución

Nochebuena narra que, a partir de que suscribió los convenios con la Sedatu, a principios de 2016, delegó la ejecución de la contratación de servicios, aunque vigilaba las entregas.

La Fiscalía General de la República le reprocha haber subcontratado empresas fantasma y justificar los entregables con servicios que en realidad otras universidades del país prestaron a la dependencia.

“Yo instruyo mediante un oficio al abogado general de la universidad Iván Loyola Hernández que se encargara de operar el proyecto en la universidad. Yo me dediqué a otras gestiones, lógicamente observaba y vigilaba lo que se estaba realizando, sobre todo cuando eran las entregas parciales que se firmaban de recibido”, expuso.

Juan de Dios Nochebuena,UPFIM,Sedatu

Comentarios