imss

Pese a que una exdiputada donó el equipo para realizarlo

Pachuca.- Pese a que hace un año el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dio a conocer que contaba con un espacio para parto vertical, el servicio no es brindado conforme está previsto; una usuaria denunció que este le fue negado.

En marzo de 2016 realizaron por primera vez en la historia del hospital general de zona con medicina familiar (HGZ/MF) uno del IMSS un parto vertical a una derechohabiente de 30 años. El equipo fue donado por la exdiputada local y expresidenta de la comisión de salud de la actual legislatura del Congreso de Hidalgo Rocío Tello, en total entregó seis equipos en todo el estado.

En la entrada de tococirugía permanece el cartel para promover la práctica; no obstante, acceder al servicio no es tan sencillo, una de las derechohabientes dio a conocer que quiso acceder a ese servicio y nunca pudo hacerlo.

“Pregunté qué tenía que hacer y me dijeron que mi ginecólogo es quien decide, total que nunca me resolvieron”, explicó la denunciante. Al solicitar el parto, la ginecóloga en tococirugía indicó que no tenía caso que lo pidiera, pues “el dolor es dolor…y tener un bebé es el dolor más grande que me imaginé multiplicado por mil.

“Una segunda ginecóloga me dijo que la silla sí fue donada pero que estaba guardada ya que no existe espacio para ponerla.”

La institución aún no ha confirmado cuántos procedimientos ha realizado, únicamente manifestó que “no es un equipo, es solo una mesa que permite a la usuaria estar vertical, este parto vertical no es el objetivo, pero se da la atención que se encuentra en el marco del parto humanizado”.

Contradictoriamente, la presentación de esa función decía en 2016: “En esta práctica interviene el deseo de la mujer y no del médico, en el denominado parto humanizado, mediante el uso de una cama con inclinación de 45 a 90 grados”.

El objetivo de la institución fue “incrementar su práctica y extenderla a otros hospitales, ya que los beneficios que se obtienen son muchos, desde el tema afectivo por el acompañamiento que le dan a la paciente, hasta el contacto inmediato que existe entre madre e hijo, así como por la facilidad que obtiene con ese tipo de parto”.

Destaca que esa técnica reduce además los riesgos de mortalidad materna y neonatal, propicia la lactancia inmediata, la cual garantiza al recién nacido los nutrientes necesarios para fortalecer sus defensas y evitar padecimientos futuros.

  • El hospital cuenta con
    una cama especial para la realización de esos procedimientos, misma que favorece una inclinación que puede ir de 45 a 90 grados, con lo cual las paredes abdominales tienen mayor participación, lo que junto con la gravedad, facilita el nacimiento del bebé

Comentarios