La SCJN otorgó un amparo, ya que con la negativa violaron el derecho a la salud de una mujer

Pachuca.- La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), a propuesta del ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena, otorgó el amparo a una mujer derechohabiente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE), a quien el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre le negó el acceso a la interrupción del embarazo, a pesar de que continuar podía causarle complicaciones diabéticas e hipertensivas que podían conducir a su muerte.

La Corte afirmó que con esa negativa se violó su derecho a la salud, vinculado con su derecho a la vida, a la integridad personal, a la no discriminación y a la autonomía reproductiva.

En la sentencia reconocen, desde la perspectiva de género, que tratándose de las mujeres el derecho a la salud incluye la posibilidad de interrumpir el embarazo cuando su salud está en riesgo.

La SCJN se pronunció sobre las necesidades particulares de servicios de salud reproductiva para las mujeres, resaltando el impacto que la negación de la interrupción del embarazo por cuestiones de salud tiene en sus vidas.

La resolución de la Corte permitirá avanzar en el ejercicio de los derechos reproductivos, pues las instituciones públicas de salud deben brindar el servicio de interrupción del embarazo a las mujeres que lo soliciten y cuya salud esté en riesgo.

En Hidalgo, las instituciones permiten la interrupción legal del embarazo en cuatro causales; no obstante, el derecho está poco garantizado por las objeciones de conciencia.

Además, está en pleno avance la iniciativa para despenalizar el aborto en el Congreso local, que permitirá a las mujeres decidir sobre sus embarazos.

  • En Hidalgo, las instituciones permiten abortar en cuatro causales; no obstante, el derecho está poco garantizado por las objeciones de conciencia

Comentarios