César Lemus Arias,ayuntamiento

Pachuca.- El líder de los comerciantes ambulantes en Mineral de la Reforma César Lemus Arias se deslindó de los hechos violentos ocurridos la semana pasada durante una sesión de cabildo, mismos por los que el lunes fue vinculado a proceso.

En conferencia de prensa ofrecida ayer, aseveró que ni él ni los comerciantes que lo acompañaban ese día participaron en las agresiones a funcionarios o destrozos causados en la teleaula de la casa de cultura, recinto donde era llevada a cabo la sesión.

De dichos hechos, culpó a un supuesto “grupo de choque” conformado por agremiados de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA) y presuntamente pagado por el director de comercio y abastos del municipio, Jesús Tovar Ledezma.

Por ello, consideró que las denuncias en su contra son un tema personal del alcalde Raúl Camacho Baños, pues aseveró que el munícipe tiene conocimiento de que “los responsables están dentro de la presidencia”.

Afirmó que él y los demás dirigentes de tianguis ubicados en el municipio llamaron a una “resistencia pacífica” para oponerse a la aprobación del reglamento que busca regular el comercio informal, por lo que ese día su propósito solo era manifestarse.

Refirió que incluso, en diversas ocasiones, las autoridades municipales los han agredido para retirarlos de sus espacios de trabajo; sin embargo, han resistido pacíficamente y buscado el diálogo, aunque mencionó que hasta el momento el edil no ha sostenido un solo encuentro con ellos.

Sobre su rechazo al reglamento, apuntó que el documento vulnera los derechos de los comerciantes al establecer horarios limitados para la venta, además de que se formó un comité presidido por el secretario general Celestino Pérez Flores y Tovar Ledezma, que busca “tener control absoluto de los tianguis, dejando de lado que la gente elija a quienes los quieren representar”.

Ante esa situación, aseguró que los ambulantes continuarán con su “resistencia civil pacífica”, que consistirá en no proporcionar ningún tipo de datos a funcionarios del ayuntamiento, seguir trabajando con normalidad y, en caso de recibir alguna agresión, no responder.

El lunes, Lemus Arias y dos comerciales más fueron vinculados a proceso por su presunta participación en cinco delitos cometidos contra el ayuntamiento y varios funcionarios, entre ellos, privación ilegal de la libertad agravada, lesiones y daño a la propiedad agravado.

Comentarios