Niega Norcorea tortura a estudiante de EU

213
gay

Ciudad de México.- Corea del Norte negó ayer haber tratado de forma cruel o torturado al estudiante estadunidense que estuvo detenido más de un año y murió días después de ser liberado en coma.

El artículo publicado por la Agencia Oficial de Noticias norcoreana (KCNA, por sus siglas en inglés) fue la primera reacción de Pyongyang al deceso de Otto Warmbier.

Según un vocero no identificado, las especulaciones infundadas sobre torturas y palizas podrían ser refutadas por los médicos estadunidenses que viajaron a la nación de Kim para examinar a Warmbier antes de su puesta en libertad, quienes supuestamente reconocieron que doctores norcoreanos lo “devolvieron vivo” después de que su corazón estuviese a punto de parar.

Según supieron sus familiares, el estudiante de la Universidad de Virginia, de 22 años, estaba en coma poco después de haber sido condenado a 15 años de trabajos forzosos en Corea del Norte, en marzo de 2016.

Warmbier, que pasó 17 meses detenido en Corea del Norte supuestamente por tratar de robar un cartel de propaganda durante un viaje turístico, fue devuelto a su país en coma el 13 de junio y falleció seis días después.

El estudiante llevaba más de un año en ese estado, en el que aparentemente entró poco después de su última aparición en público, durante su juicio en Pyongyang en marzo de 2016.

El régimen norcoreano sostiene que Warmbier sufrió un brote de botulismo, que se le administró una pastilla para dormir y que no volvió a despertar, una versión que sus allegados refutaron y de la que dudan las autoridades estadunidenses que condenaron duramente el trato brindado por Corea del Norte.

El artículo criticó además a Corea del Sur por utilizar el caso de Warmbier para pedir la liberación de otros detenidos, entre ellos seis ciudadanos surcoreanos.

La agencia no ofreció detalles sobre la atención que recibió el estudiante ni sobre qué pudo haberle provocado el coma.

Comentarios