Solo fue 2% de sus ingresos en 2014, indicó

Pachuca

La venta de 15 mil dispositivos para el proyecto Tableta Concanaco representó apenas 2 por ciento de los ingresos de Celular Milenium en 2014, porcentaje que en una empresa hidalguense que genera 500 empleos formales es muestra de que no se ha beneficiado de ningún proyecto público, explicó el empresario Juan Carlos Martínez.
Así lo expuso al responder a los señalamientos vertidos en su contra y el presidente de Concanaco Enrique Solana Sentíes, respecto a su participación en el programa Tabletas Concanaco.
Lo anterior, luego de que el empresario Juan Carlos Pérez denunció presunto conflicto de intereses en dicho proyecto otorgado por adjudicación directa a Celular Milenium, la empresa de Martínez Domínguez.
El denunciante buscaba la dirigencia de la Confederación Nacional de Comercio (Concanaco), sin embargo, aunque su candidatura se aceptó, no cumplió los requisitos para salir adelante. Su inconformidad, aseguró el también presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Hidalgo (CCEH), generó que éste emprendiera una campaña de desprestigio contra el organismo cúpula.
Así lo expuso ayer en conferencia de prensa en la que aclaró que su participación en ese proyecto fue totalmente lícita.

“El 90 por ciento de las operaciones que tenemos son entre particulares y hemos cumplido siempre no solo con las reglas de operación de Inadem, sino con la Ley de Adquisiciones de los gobiernos estatales y eso nos ha permitido participar en proyectos que no representan más de 5 por ciento del volumen de ingresos, y eso es lícito en el país”, expresó.

Hizo notar que como líder empresarial, cargo que es honorario, tiene la obligación de ver por sus representados y, por otra parte, generar ingresos para sus empresas.

“Estar aquí sentado no ha representado ningún ingreso, la obligación que tengo es cumplir con empresarios y generar ingresos para mi empresa; mi cargo como presidente del CCEH es honorario y, por el contrario, sí debo velar por los intereses de mis trabajadores”, aseguró.

A su vez, afirmó que continuará aportando pruebas con el fin de “desenmascarar” a Juan Carlos Pérez y que responda por los señalamientos vertidos contra Concanaco, Enrique Solana Sentíes y su persona.

“Voy a aportar toda la información y a colaborar con las autoridades competentes para desenmascarar a Pérez Góngora, quien de ninguna manera va a ser presidente porque no cuenta con el apoyo de las cámaras en el país; seguiremos adelante con la denuncia de daño moral y difamación que muchas cámaras de comercio, Concanaco y yo mismo llevamos a cabo, con el objetivo de hacer responsable a ese sujeto de sus actos y declaraciones”, enfatizó.

El dirigente aclaró que fue el Consejo Coordinador Empresarial a nivel nacional y no Concanaco, el organismo que planteó a Inadem el proyecto en atención a un llamado presidencial de promover la formalidad económica.
Fue tras esa iniciativa que la confederación y Celmi hicieron una propuesta atractiva para ofrecer una solución tecnológica con un costo competitivo y de buena calidad, de tal forma que ganó la licitación para abastecer las tabletas.
A su vez, aseguró que ni la confederación ni el presidente Enrique Solana Sentíes tuvieron injerencia en la toma de decisiones en torno a la aprobación y adjudicación del proyecto.
Juan Carlos Martínez también hizo notar que en torno a ese tipo de asuntos, es decir, la participación de empresarios en licitaciones públicas, el Sistema Estatal Anticorrupción debe verificar “que se cumplan escrupulosamente los criterios de selección con los mejores precios y condiciones, sea quien sea.

“No se puede privilegiar, pero tampoco discriminar a un líder empresarial para participar en algún tipo de proyecto, sino que todos debemos sujetarnos a ser transparentes y a ofrecer los mejores precios, los más competitivos, reuniendo las condiciones y calidad que se exige”, precisó.

Por otra parte, desmintió que las tabletas se hayan vendido a un sobreprecio de 5 mil 800 pesos, toda vez que ese fue el costo total de una solución que incluyó, entre otras cosas, capacitación y un dispositivo para cobros con tarjeta.
Aseguró que la tableta tuvo un costo de mil 400 pesos, pero con diversos subsidios obtenidos por Concanaco, los beneficiaros pagaron solo 800 pesos.
En cuanto a los señalamientos en torno al producto, el empresario hidalguense hizo notar que éste cumple con todas las normas oficiales correspondientes. Además, dijo que se solicitó a Profeco realizar un análisis profundo del tema, el cual derivó en cero anomalías registradas.

Dato

“Estar aquí sentado no ha representado ningún ingreso, la obligación que tengo es cumplir con empresarios y generar ingresos para mi empresa; mi cargo como presidente del CCEH es honorario y, por el contrario, sí debo velar por los intereses de mis trabajadores”

Rating: 4.0. From 1 vote.
Please wait...

Comentarios