Cuentan las anécdotas que en el Clausura 2013, cuando las Águilas ganaron una de las finales más espectaculares de los últimos años, un jovencito de 13 años acudió al Coloso de Santa Úrsula a vivir la alegría como un hincha más. Aquel adolescente, que recién se había unido a las inferiores del América proveniente del Pachuca, vio a Chucho Benítez levantar la copa y a Miguel Layún, Diego Reyes y Raúl Jiménez emigrar a Europa desde lo alto de la tarima de campeón. No hace falta decir que, muy dentro de su ser, el chico en cuestión tuvo una ligera visión de su propio destino.

El pasado jueves, otro mexicano se unió a la lista de honor de compatriotas que han militado en el futbol gourmet. Por 17.2 millones de dólares, Diego Láinez se convirtió en el futbolista azteca más caro vendido a un club extranjero. A su vez, a la edad de 18 años y seis meses, es el mexicano más joven en partir hacia el viejo continente, mientras que también se volvió el tercer fichaje más caro en la historia de su nuevo club: Real Betis.

De entrada, el exazulcrema deja números históricos para el balompié nacional y hasta para el conjunto sevillano. En México, la prensa y la opinión pública no han podido evitar romantizar un evento que podría marcar precedentes para la selección nacional y el mercado de piernas: Diego será cobijado por Andrés Guardado, el futbolista más experimentado de nuestro país y quien ya comienza a volverse figura verdiblanca.

Por su parte, en España comienza a destacar la incorporación de “la joya del futbol mexicano”. El diario ibérico Marca apuntó que el examericanista pertenece a la camada de los primeros futbolistas pertenecientes a la generación 2000. Por su parte, Betis TV lo colocó dentro de los 50 futbolistas jóvenes con mayor potencial, al tiempo que se acentuó su habilidad de regate y velocidad como condiciones clave para el juego colectivo.

El día de hoy Real Betis se enfrenta al Real Madrid. Los béticos derrotaron al Barcelona en noviembre, por lo que esperan confirmar las expectativas del futbolista más joven de su plantilla, quien seguramente verá el encuentro desde la tribuna. Láinez disputará Liga, Copa y Europa League, su cláusula de recesión será de 75 millones de euros y buscará escribir una nueva historia de éxito para un mexicano en la mejor Liga del mundo.

Comentarios