Alberto Lati, nació en la Ciudad de México (1978), es un reconocido periodista y conductor de televisión. Ha publicado interesantes trabajos, uno de ellos el año pasado, 100 genios del futbol, que fue analizado no hace mucho en este espacio.

Prolífico, especializado en deportes, presenta hoy nuevo libro: 100 dioses del Olimpo, reafirmado que trata de niños que se convierten en superhéroes.

Se refiere a los mejores atletas olímpicos, con sus inicios y obstáculos, “con las dificultades detrás de cada sueño de ascenso al Olimpo”.

Integra excelentes ilustraciones del llamado barrilete cósmico.

Aparecen nombres que dejaron su huella de competidores de privilegio, auténticos y justos ganadores.

Incorpora a mexicanos, entre ellos Humberto Mariles, Joaquín Capilla y Paola Espinosa.

Y para beneplácito de quienes llegaron a ver en su infancia las primeras películas de Tarzán, el mejor de todos los tiempos, surge Johnny Weissmuller, quien caracterizara al gran señor de la selva.

Mariles, con dos medallas áureas y una de bronce en Londres 1948, fue auténtico as en la equitación.

Nació el 13 de junio de 1913; falleció el 7 de diciembre de 1972.

Con apenas 12 años, fue inscrito en el Colegio Militar, decisión directa de su padre, el coronel Antonio Mariles.

Triunfó en los Juegos Centroamericanos de 1935 y adelante enhiló victorias.

Para 1948, año olímpico con sede en Londres, tuvo la fortuna de encontrar un caballo excepcional: Arete que relevó a su habitual Resorte.

Arete perdió la visión del ojo izquierdo, pero Humberto Mariles no cedió, y con él compitió, coleccionando medallas.

Su vida tuvo triste desenlace, al morir, años después, en una cárcel de País.

Joaquín Capilla, fue otro de los nimbados por la gloria.

Nació el 23 de diciembre de 1928; falleció el 8 de mayo de 2010.

De niño quería ser bombero, ya jovencito se inclinó por la natación con poco éxito. Gracias a un experto entrenador, Mario Tovar, optó por los clavados.

Sabia decisión. Los números lo demuestran.

Tres medallas en plataforma de 10 metros (oro en 1956, plata en 1952 y bronce en 1948). Bronce en trampolín de tres metros en Londres 1948, y cuatro oros en Juegos Panamericanos y cuatro en Centroamericanos.

Fue uno de los competidores más pulcros de todos los tiempos.

Paola Espinosa vino al mundo en un proceso complicado, de ahí su segundo nombre: Milagros. Nació el 31 de julio de 1986.

Tenía seis años cuando vio una imagen de Barcelona 1992. En las ejecuciones de la clavadista china Mingxia Fu, vislumbró su futuro. “Hoy la ven a ella, pronto a mí”, aseguró.

Con dedicación ejemplar, preparándose, llegó a sumar en entrenamiento dos mil clavados por semana.

Los resultados, elocuentes: Bronce en Beijing 2008 y plata en Londres 2012. Cuatro medallas en campeonatos mundiales y quince en Juegos Panamericanos (2003-2019).

Bien denomina Lati a Johnny Weissmuller: Tarzán en el Olimpo.

Nació el 2 de junio de 1904; falleció el 20 de enero de 1984.

De familia germana proveniente de la actual frontera entre Rumania y Serbia, arribó con su familia a Estados Unidos. Conoció al entrenador nacional de natación Bill Bachrach quien depuró su estilo y lo elevó a mejor nadador del mundo, además de convertirse en sus tiempos en un astro de la pantalla.

Logró 5 oros entre París 1924 y Ámsterdam 1928, un bronce en polo acuático, Paris 1924, y en paralelo impuso 51 récords mundiales.

De Penguin Random House Grupo Editorial, la primera edición es de febrero de 2020.

Carlos Sevilla

Comentarios