Una vez publicado el Presupuesto de Egresos 2020 en el Periódico Oficial del Estado de Hidalgo, este diario encontró datos que anticipan cuáles serán las prioridades del Ejecutivo estatal en este año. Para empezar, corroboramos que las llamadas de alarma respecto a que el redireccionamiento de recursos llevado a cabo por la bancada morenista provocaría desempleo y parálisis en el gobierno solo fueron llamarada de petate. No hubo tal situación e incluso al contrario, el gobierno estatal tendrá un presupuesto 6.3 por ciento más alto que el de 2019 e incluso algunas secretarías tuvieron aumentos sustantivos como las de Gobierno y Finanzas. En el caso de la primera, su presupuesto pasó de 543.6 millones de pesos en 2019 a 702.4 millones este año; mientras que la segunda pasó de 747.5 millones a mil 391.3 millones de pesos, lo cual equivale a un aumento de casi el doble de un año a otro. ¿Dónde está el caos que vaticinaban los agoreros del desastre? También tendrán aumentos las secretarías de Contraloría, cuyo presupuesto pasó de 116.2 millones el año pasado a 165.9 millones, monto que incluye una partida de 20 millones de pesos para echar a andar un interesante laboratorio de análisis y control de calidad para obra pública, rubro donde sabemos abundan las transas y chapucerías. Las instituciones que sí tendrán recortes este año son: la oficina del gobernador y las secretarías de Desarrollo Social, Obras Públicas, Medio Ambiente, Salud, Seguridad Pública, Política Pública, así como la unidad de planeación y la Procuraduría General de Justicia, algunas de las cuales destacaron por su falta de resultados durante el año pasado. No aparece por ningún lado, al hacer un análisis del presupuesto 2020, la catástrofe que anunciaban algunos legisladores y funcionarios que gustan de exagerar cuando hay debate en torno a asuntos de la agenda pública ahora que ya existen contrapesos reales al Ejecutivo estatal. De filón. Una jornada de accidentes el primero de enero dejó al descubierto la anarquía que impera en el transporte público estatal. De lo contrario, no podría explicarse cómo en un taxi siniestrado ayer viajaban nueve personas, de las cuales una niña perdió lamentablemente la vida.

Comentarios