Gaetano Mosca, teórico político del fascismo, fue el mismo que revivió, a través de sus seguidores, aquélla fábula del zorro y las uvas. Fue también el primero que definió las características de las clases dirigentes. Por sus análisis supimos diferenciar a las clases políticas de las elites. Marcó las fronteras del siglo XX en ese aspecto. El nativo de Palermo sabía demasiado.
Dejó dicho Mosca que la clase dirigente monopoliza el poder, disfruta de todas sus ventajas. Sus miembros emplean todos los medios a su alcance, legales y arbitrarios, para conservar el control de la sociedad. Dispone de todos los recursos para mantener su influencia sobre los demás.
Propiedad de los medios de la producción, fuerza militar, sacerdocios y gobiernos hereditarios. Las democracias liberales se perpetúan ya que las elecciones están manejadas por las elites de los partidos y son estas las que ocupan los principales puestos en el Estado. La autoridad es una delegación de las clases no dirigentes del país.
La teoría del elitismo, de Mosca fue calcada por Vilfredo Pareto y Robert Michels. No hubo ninguna diferencia entre los tres para manufacturar la famosa Ley de Hierro de la oligarquía. Solo sus chicharrones truenan… y siempre van para largo. Es muy difícil deshacerse de ese ADN que perturba, molesta, estorba.
Carecemos de una clase dirigente muy distinta a las europeas

La elite es como una maldición que debemos cargar por muchos años. A partir de esa definición de clase política todos trataron de colgarse de ese gancho, sin caer en cuenta que estaba hecho a la medida de los grades dictadores, como Mussolini, Hitler, Stalin, y todos los etcéteras que nos imaginemos.
Es la ley de la selva, en manos del más fuerte. Sin embargo, como todo, eso tiene variantes y grados. Aún entre los perros hay clases, dijera el clásico de Bondojito. No es lo mismo la clase dirigente de una monarquía como la inglesa, de un pool corporativo como el estadunidense, o de un estamento como los que se estilan en las democracias europeas.
Se trata de clases dirigentes con norte e ilustración. Dominan porque pertenecen a intereses serios que prevalecen en buena parte del mundo. Representan inversiones, empresas de punta, marcas nacionales de gran impacto en el mundo. Son los heraldos de una forma de ver las cosas y de vivir.
Por lo general las elites de los países modernos y dominantes son compasivas con al menos alguna parte de su población, la más beneficiada. Chupan a las demás, pero no la arrasan. Viven de ellos, pero no los extenúan, menos los masacran o extinguen. Eso por lo general lo dirigen contra los ajenos. Cuidan su masa crítica, su base social de electores, por lo menos.

A las elites locales nada les ha costado, son producto de dedazos

La elite huehuenche, la que los mexicanos nos hemos fumado las últimas décadas, y con mayor enjundia, la elite mexiquita en el poder fue sustancialmente diferente a todas las demás en cualquier parte del planeta que usted decida comparar, estimado lector.
No ha sido una clase política, pues llegar al poder no le ha costado esfuerzos sobrehumanos. Son producto del dedazo, del compadrazgo, la transa, el favoritismo, la ocasión de los depredadores. Su origen es la misma familia de chupeteadores del presupuesto de siglos de duración. Obedecen a una sola voluntad, jamás al deseo popular.
La clase política nativa es de lo más especial. No tiene parangón. Si en otras partes responde a algunos reclamos sociales, aquí definitivamente no. Se dedicó todo el tiempo a robar, a asesinar, a entregar la soberanía nacional, a desaparecer periodistas y adversarios, a complicitarse con la delincuencia organizada… y todo lo demás.
A ella le debemos cuando menos el origen de todas las plagas que han caído sobre la sociedad, con base en las componendas y los moche$. Tenemos cada día un peor país gracias a ella. De nada sirve culpar a los modos y maneras, a las costumbres del pueblo, de la situación de miseria generada. Por ahí no es.

Caída de los atracomulcas, derrumbe de una elite abusadora y ladrona

Por ejemplo, la corrupción no es un modo de vida nacional, no es un fenómeno cultural, como se esforzó Peña Nieto en definir a base de estrujarse las dendritas cerebrales con ese cuento chino. La corrupción que él deja impresa en este país se incubó en las pretensiones del Grupo Atracomulco, donde fue formado por una cadena dinástica de explotadores.
Por eso la caída electoral del bunker, del bastión de Atracomulco, simboliza el derrumbe de una elite marcada por el abuso, el atraco social, el asesinato, el robo en todas sus manifestaciones y presentaciones, la abyección, el declive de los valores de la nacionalidad, el éxito del bolsillo propio como paradigma del ejercicio del poder.
Además, no se trató, como en todas latitudes, de una clase dirigente ilustrada para tomar las riendas del poder. Para ellos, la formación fue el resultado de sumar ganancias personales, a costa de todos los demás, hasta de sus originales aliados en el cochupo. Una pandilla sin escrúpulos, sangrienta y descastada, no una clase política.

Los nazis nunca pensaron que con modales democráticos serían absueltos

Ni el nazismo ni el fascismo pasaron a la historia como una casta de malditos que se cebaran esencialmente en su pueblo para prevalecer. Hicieron una guerra de expansión, fracasaron en una aventura que tenía como objetivo la grandeza de sus naciones, aunque con ideas equivocadas, como consta en todas las referencias.
Y otra cosa: jamás pensaron en pedir perdón a los vencedores. Estaban conscientes de su estrepitoso fracaso, de la misma manera que los teóricos y políticos del libre mercado, la globalización y el neoliberalismo estadunidense lo reconocieron, a pesar de que aquí, las pandillas huehuenches jamás lo han aceptado.
Nunca imaginaron que con el hecho de adoptar algunos modales democráticos en la derrota iban a ser absueltos ante la historia. Los modales democráticos no se usan a toro pasado, debió haberse hecho patentes en el curso de una campaña política desastrosa, vencida y retrechera.

Oír y respetar el clamor ciudadano por una patria justa, sin rémoras

El mandato popular del primero de julio apunta hacia allá: el que setenta por ciento de los electores hayan decidido borrar del mapa a sus verdugos ancestrales tiene como objetivo la imposición del sentido común, el regreso de la justicia, el retomar los valores nacionales, el luchar contra el hambre del pueblo y por la dignidad nacional.
Y en eso, no hay perdón que valga. Ninguna cobija samaritana alcanza para cubrir los descaros y el olor fétido de tamaña corrupción, del palmario asesinato colectivo y genocida.
Todo es cuestión de seguir a pie juntillas lo que se decidió en las urnas, de oír y respetar el clamor ciudadano por una Patria justa, sin las rémoras que hemos padecido, de las que estamos cansados, las que mancillaron hasta la memoria histórica de nuestra nación.
¿No cree usted, triunfante elector?

Índice Flamígero: Mensajes y desplegados de felicitación al candidato presidencial triunfador firmados por personajes tan controversiales como Roberto Hernández (Banamex), Germán Larrea (Grupo México) y, entre otros, Carlos Romero Deschamps no son, no pueden ser, el borrador de tantos abusos, tantas corruptelas. Que haya concordia, sí, de acuerdo. Pero que también haya justicia, bien vale insistir. + + + En Puebla chocaron el fraude y la rebeldía. Los afanes dinásticos de Rafael Moreno Valle llegaron al límite de usar a policías estatales para provocar violencia el día de los comicios en casillas donde evidentemente llevaba las de perder. Los alborotos del martes, a cargo de los morenistas, son sólo consecuencia. Quien siembra vientos… + + + Ya son dos los casos que AMLO tendrá que revisar en estos días. El de la candidata a senadora triunfante en Baja California, quien “subió” a redes su jolgorio etílico, y el de los señalamientos de la Coordinación Morena Salud hacia Fernando Mayans por presumibles actos de corrupción, quien ha sido mencionado como probable próximo director del IMSS. + + + Reporta el portal de la revista Expansión que la reunión de AMLO con las cúpulas empresariales, ayer, fue exitosa: “ Al salir del encuentro, los empresarios destacaron que el tema de la corrupción es uno de los mayores retos que enfrenta el país y coincidieron en que el virtual presidente tiene un voto de confianza… Alejandro Ramírez, director general de Cinépolis y actual presidente del Consejo Mexicano de Negocios, dijo que los empresarios ofrecieron su apoyo para construir un ‘’México próspero, incluyente, equitativo, en el que prevalezca el Estado de Derecho que todos queremos’. El empresario añadió que AMLO les dijo que respetará las instituciones, la autonomía del Banco de México y que su gobierno será incluyente, con apoyo de la sociedad civil y el sector privado. ‘Fue una muy buena reunión, hubo intercambio sobre propuestas específicas y estamos muy optimistas de lo que podemos hacer en colaboración conjunta el sector privado con el nuevo gobierno’, concluyó. Moisés Kalach, participante en la renegociación del TLCAN, dijo que en los próximos días se reunirá con el equipo de AMLO para definir la estrategia en las reuniones sobre el pacto comercial con Estados Unidos y Canadá… ‘Salimos muy entusiasmados y con energía para hacer lo que tenemos que hacer, para hacer de México un país más incluyente, más próspero y que realmente le saquemos todo su potencial’, dijo por su parte Claudio X. González, presidente del consejo de administración de Kimberly Clark de México, y fundador del Consejo Mexicano de Negocios (CMN). González destacó que AMLO habló de tener disciplina fiscal, disciplina financiera y no gastar más de lo que se tiene. ‘Yo creo que es muy sano lo que dice, y es muy importante que se ponga en práctica. Si así se lleva a cabo la finanza pública, yo creo que va a haber confianza, inversión y más crecimiento’, añadió… ‘Nosotros, como sector agroalimentario, ya habíamos hecho el trabajo con todos los candidatos, y hoy lo que vi fue una excelente reunión público-privada, donde el interés es México’, comentó por otro lado Bosco de la Vega, presidente del Consejo Nacional Agropecuario… Gustavo de Hoyos, presidente nacional de Coparmex, también dijo estar satisfecho con la reunión. El directivo dijo que espera que el salario alcance la línea de bienestar antes de que termine este año. ‘La posición de la Coparmex sigue siendo que hay las condiciones para que se pueda tomar esta decisión en las próximas semanas’, afirmó. Por ello, este organismo busca que la Comisión Nacional de Salario Mínimo vuelva a revisar el tema de aumentar los sueldos en las próximas semanas, para tener avances en este sentido antes de que entre el nuevo gobierno.”

www.indicepolitico.com
[email protected]
@IndicePolitico

Comentarios