Noche de sinfonía rockera con Elefante

284
sinfonía rockera,Elefante

Al estilo de la Orquesta Sinfónica de la UAEH y Elefante

Pachuca.- El gélido clima que se había experimentado en las últimas 24 horas dio tregua a los pachuqueños para darse cita en el auditorio Gota de Plata y presenciar la mancuerna formada por la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) y el grupo Elefante.

El concierto sinfónico prometido desde principios de octubre había parado el reloj de la cuenta regresiva y llegó el día, jueves 15 de noviembre; desde las 19 horas ya estaba llenándose, butaca por butaca, el teatro ubicado en el parque David Ben Gurión.

El escenario dispuesto contenía los atriles en el fondo, 80 músicos que se habían preparado desde mucho antes del anuncio, y al frente el micrófono de Javier Ortega, voz de Elefante, por el que cantaría los más grandes éxitos de la agrupación.

Minutos después de las 20 horas se daban las últimas indicaciones para el arranque de la gala, parte de la segunda temporada de conciertos de la OSUAEH; las últimas personas que entraron al teatro buscaban sus lugares mientras los fotógrafos se concentraban en puntos estratégicos para la mejor foto.

Con los músicos en sus posiciones, el director artístico de la orquesta Gaétan Kuchta tomó su lugar y con ello la batuta para iniciar con un popurrí de los temas que después se
escucharían.

Y así, los aplausos y gritos estallaron cuando Ahis (teclados y guitarra acústica), Iguana (batería), Javier Ortega (voz), Rafa (guitarra eléctrica y armónica) y G Tracks (bajo) entraron por la parte izquierda del escenario, todos en atuendos en color negro, con sonrisas ensanchadas al ver el teatro repleto recibiéndolos cálidamente.

Fue entonces cuando “Te quiero” arrancó con el repertorio de la velada, a ella le siguió “Junto a ti”, que dio paso a los saludos de la noche: “¿Cómo están? Buenas noches”, dijo Javier y los gritos no se hicieron esperar.

 sinfonía rockera,Elefante

Los músicos continuaron con la primera canción que puso a cantar a todo el teatro de pie: “Abandonado”, en medio de una ráfaga de luces que prendieron a la audiencia mientras Javier decía a mitad de la canción: “Que levante la mano los que están enamorados”, haciendo gritar de nuevo al público.

Luego que Iguana saliera con un vaso a cantar con el acompañamiento de la guitarra el bien sabido “Y que me traigan más botellas (Así es la vida)”, continuó la noche llena de rock y coros que se esparcieron por el Gota de Plata.

“Soy así”, “Contigo”, “Si tú quieres”, “Viva la vida” y “Amores prohibidos” dieron al concierto, por momentos, el toque íntimo y romántico: luces rojas, balada y sentimiento caracterizaron a esas canciones y el momento en el que fueron interpretadas.

Pero sin duda el momento álgido llegó de a poco, primero con “Ángel”, luego con “La que se fue”, momento hasta el que los ánimos estaban a tope. Elefante continuó con “Piérdete conmigo” y arrancó los suspiros de los asistentes, quienes llenaron el foro de luces, cuando “Durmiendo con la Luna” sonó por todo lo alto.

“Muchas gracias Pachuca, los queremos un chingo”, dijo Javier a modo de despedida y agradeciendo el majestuoso acompañamiento de la OSUAEH y los arreglos realizados por el maestro Edgar Gutiérrez.

Pero el público no los dejó marchar del todo y tras escuchar el clásico “otra, otra”, la banda regresó para interpretar “Sabor a chocolate”, “De la noche” y de nuevo, con todos de pie, “Mentirosa”, que puso el cierre con broche de oro a la sinfonía rockera de ambas agrupaciones.

 sinfonía rockera,Elefante

  • Los integrantes del grupo declararon que eligieron a la agrupación de la máxima casa de estudios de la entidad porque fue algo que acordaron entre todos
  • Dieron a conocer que será realizado un DVD del concierto, algo muy importante para ambas agrupaciones

Comentarios