Noche de terror con Calaverita Sinfónica de la OSUAEH

473
Noche de terror

Pachuca.- Se extraña la sensación de entrar al aula magna Alfonso Cravioto Mejorada en un desfile de catrinas, vampiros, brujas y demás monstruos que típicamente asistían a la tradicional Calaverita Sinfónica.

Pero a pesar de la pandemia que este año azota al mundo entero, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) no quiso dejar escapar la oportunidad de celebrar la vida, como lo dijo José Luis Vargas Wicho, el cuentacuentos.

Así que llevaron la Calaverita de este año a los hogares, de manera virtual y la gala comenzó con Wicho ataviado en un disfraz, con el cabello despeinado, sangre en el rostro y una tétrica voz que dio pie a que el concertino se cerciorara de que los instrumentos afinados.

Vestido de catrín, con sombrero de copa, esmoquin y batuta en manos, en medio de una capa de humo apareció Gaétan Kuchta, que comandó la primera pieza de la noche de terror, Danza macabra, poema sinfónico compuesto en 1874 por Camille Saint-Saëns.

A eso siguió Wicho, que con pergamino a su lado, recitó el poema de Melina Bavasso Despertar de un sueño y vivir una pesadilla, para luego escuchar “Thriller” tema icónico de Michael Jackson con arreglos de Edgar Gutiérrez, responsable de ello para esta ocasión. Hasta la risa macabra del final del tema se pudo escuchar.

Así fue como Wicho introdujo al espectador al siguiente compositor, protagonista de la gala, el fallecido Ennio Morricone con lo que la orquesta rindió un pequeño homenaje a través del Medley Morricone con fragmentos de su obra, la mayoría para el séptimo arte y la participación del solista de la OSUAEH, Alberto Sánchez Cárdenas.

Tocó el turno de otro poema, esta vez de Jesusa Rodríguez y Liliana Felipe Un montón de tierra; y entonces Wicho recorriendo los espacios del restaurante Socavón, escenario de ese recital, presentó la Marcha fúnebre de Frederic Chopin.

Fue momento de sentir miedo o al menos enterarse de algunas fobias de compositores famosos, todo eso mientras de fondo el “Halloween theme” de la clásica película Halloween se escuchaba de fondo.

La atmosfera de la celebración del 30 de octubre, continuó con temas de famosas películas dirigidas por el gran Tim Burton: El extraño mundo de Jack, El cadáver de la novia y una suite con lo mejor de los mundos de Burton fueron las piezas en esa parte del concierto.

El episodio de Halloween culminó con el relato de una de las películas más celebradas en el terror del séptimo arte, dirigida por Alfred Hitchcock, el clásico Preludio y muerte de Bernard Herrmann y los violines a todo lo que da en esa escena de la regadera que marcó una era en el cine.

Llegó el momento de conmemorar a los fieles difuntos y Wicho luego de recitar Qué costumbre tan salvaje de Jaime Sabines, interpretó el tema “La Catrina” composición de Eduardo Langagne, con un sabor y jocosidad característica de las celebraciones a la muerte en México.

En la misma tesitura llegó, junto con un personaje mágico, la canción “Cerró sus ojitos Cleto” de Salvador Chava Flores, no sin antes recitar otro poema de Sabines Cuando tengas ganas de morirte.

La cumbre de una noche de terror y celebración vino con otro icónico tema del séptimo arte “Los cazafantasmas” de Ray Parker, que concluyeron una velada, aunque diferente, especial, de la mano de la embajadora cultural de la UAEH.

Ya se va doña Catrina, ya acabó el concierto “Que el próximo año sí haya presencial, espero.

Quiero ver al Catrincito, ese que salió bien vestidito Ya apagó su tele y se dispone a tomarse su atolito.

La Catrina bien elegante al aula magna llegó
pues a ver a la OSUAEH ella bien confiada asistió.
“Ni va a haber nada”, dijo el poli de la entrada.
“Exijo ver a Gaétan y a su banda, si no te llevo a ti de volada”.
“Tenga esta dirección eticket.mx, compre su acceso y ya no regrese”.
“De corriendito me lanzo, a ver si sirve el Wifi ay de ti si no me deja entrar”.
Y así la catrina tuvo que disfrutar la Calaverita Sinfónica desde la comodidad de su hogar.

De interés

Comentarios