El régimen de transferencias europeas está por concluir y, como se expuso en este espacio la semana pasada, el Barcelona ha entrado en la etapa de compras de pánico. A estas alturas no importa cuánto se invierta: los refuerzos estelares deben llegar sí o sí.
Hasta el cierre de esta edición, el presidente del Barcelona Josep María Bartomeu consiguió tapar la primera fuga en un barco que parecía hundirse. Ousmane Dembélé, delantero ambidiestro proveniente del Borussia Dortmund, se convirtió en el primer fichaje bomba de la temporada para los culés, luego de casi un mes de pretensiones y negociaciones fallidas con el club alemán. Esto, aunado a la cada vez más cercana contratación de Philippe Coutinho, podría hacernos pensar que el verano ha sido salvado para el Barça. Pero no es así.
La novela Neymar no ha llegado a su final. Hace un par de días, las redes sociales estallaron luego de que el brasileño declaró que Bartomeu y compañía no merecen dirigir al conjunto catalán. La respuesta del polémico presidente fue de demandar al 10 del PSG por incumplimiento de contrato y daños a la moral.
Al día siguiente, Neymar viajó a Cataluña para tratar los detalles de la demanda… y reunirse con sus excompañeros. El mayor desplante lo dio Messi, al publicar en redes sociales una fotografía junto a Suárez y el propio brasileño con la descripción de “volvió”. No solo se trata de una burla a Gerard Piqué y su falsa profecía al asegurar que Ney “se queda”, sino una seria llamada de atención a la directiva.
No es ningún secreto que el argentino es clave en las decisiones que se toman dentro y fuera de la cancha cuando concierne al equipo blaugrana. Tampoco se desconoce que Leo, junto con Suárez, hicieron de todo para evitar la marcha de Neymar al PSG. Por ello, cuando llegaron las fotografías de los pesos pesados del Barça junto a su excompañero y amigo, no es difícil deducir quién respalda a quién.
A pesar de que Messi y Bartomeu se vieron cordiales el uno con el otro en el sorteo de grupos de la Champions, el efecto Neymar sobre el club todavía tiene cosas que ofrecer. Por lo pronto, nos quedamos con la conclusión de que el que pudo ser el heredero de la Pulga se fue de la misma forma en que llegó: con más preguntas que respuestas.

Josep

No votes yet.
Please wait...

Comentarios