NSJP funciona; existen detractores: académico

4491
NSJP
Javier Sánchez Lazcano, profesor investigador del área de derecho y jurisprudencia de la UAEH

Pachuca

A un año de la implementación del Nuevo Sistema de Justicia Penal (NSJP) en la entidad, el académico de la UAEH Javier Sánchez Lazcano explicó a este diario que el recién empleado sistema penal acusatorio funciona bien; sin embargo, existen detractores a quienes no les gusta un sistema transparente.
Sánchez Lazcano, profesor investigador del área de derecho y jurisprudencia de la máxima casa de estudios de la entidad, dijo que a diferencia del sistema penal acusatorio anterior, éste tiene la característica de ser transparente, pues en él, abundó el académico, puede observarse el trabajo del Ministerio Público y del juez entre otros actores en los juicios.
Mientras que en el sistema tradicional no era posible acudir a una audiencia; por otra parte, ahora los jueces resuelven de manera directa luego de escuchar a ambas partes, antes, el proceso y la declaración tenían que pasar por escrito e incluso en algunos casos el mismo juez no los escucha, sino leía lo que el secretario técnico capturaba.
Sánchez Lazcano abundó que al transparentar los procesos judiciales se permitirá evaluar el sistema de justicia y al contrario de generar impunidad, muestra los problemas con los que ya contaba para poder corregirlos.
“¿Cuándo hablamos de evaluar al sistema tradicional?… nunca, y no nos preocupaba porque pensábamos que no había errores, sin embargo, lo que pasaba es que no se conocían, no se veían los errores.”
El académico sí considera que el nuevo sistema mejora los procesos, no obstante, depende de la actitud que los actores ejerzan frente a la transparencia, pues al encontrar los problemas podrán ser objetivos y mejorar o en el peor de los casos tapar esas fallas en el sistema y hacer parecer que no haya ningún problema.
“Para que se consolide el Nuevo Sistema de Justicia Penal es necesario un trabajo de evaluación, si no nos evaluamos no vamos a nada.”
Detractores

En ese sentido, el investigador de la UAEH dijo que sí es éste un mejor sistema, pues permite encontrar los errores que existen pero por lo mismo tiene detractores.
“¿Por qué tiene muchos detractores?, porque a la Policía no le gusta ser observada, al Ministerio Público no le gusta ser observado, y a los jueces tampoco no les gusta ser observados.”
Por ello es mejor que ahora genere detractores, pues esa transparencia llevará a una mejor consolidación.

Proceso en libertad

Sánchez Lazcano abundó que el nuevo sistema está diseñado para que aquellos delincuentes que vayan a sustraerse de la acción de la justicia, que vayan a afectar el proceso o representen un riesgo para la comunidad, enfrenten prisión preventiva.
La cuestión entonces es que se genere mejor capacitación para los operadores jurídicos, pues son ellos quienes deben evaluar la severidad del ilícito para dictar o no la prisión de acuerdo con los criterios.
Y reiteró que la misma evaluación que conlleva la implementación del nuevo sistema servirá para conocer si están o no capacitados los operadores jurídicos.
“Este sistema de justicia penal exige que analicemos caso por caso y los jueces deben tener esa posibilidad de explicarle a la ciudadanía porqué en un caso resuelven de una manera y en otro caso de otra.”
El académico finalizó que mientras tanto, durante la consolidación del sistema es necesaria la participación de todos, y sobre todo que la sociedad conozca el nuevo sistema y entienda por qué tal o cual decisión.

El sistema

Según el Consejo de la Judicatura Federal, el Nuevo Sistema de Justicia Penal, incluido en el sistema jurídico de México a partir de la reforma constitucional publicada el 18 de junio de 2008, comprende diversos aspectos del sistema de seguridad y justicia del Estado mexicano.
Busca mejorar la impartición de justicia penal en México, a través de un procedimiento acusatorio y oral, transparente, dinámico y garantista, tanto para los imputados como para las víctimas, que cumpla con el objetivo de esclarecer los hechos, proteger a los inocentes, procurar que los culpables no queden impunes y que sean reparados los daños causados por el delito.
En Hidalgo, su implementación comenzó a operar el 18 de noviembre de 2014 en el distrito judicial de Pachuca, y a principios de junio de 2016 culminó su implementación en los distritos de Apan, Atotonilco el Grande, Jacala, Metztitlán, Molango, Mixquiahuala, Tenango, Zacualtipán y Zimapán, abarcando todo el estado.

Rating: 4.0. From 2 votes.
Please wait...

Comentarios

SHARE
Artículo anteriorSancionan a dos agentes de migración
Artículo siguienteSube importación de maíz en México
Egresado de la UAEH, aprendiz de alquimista, o sea de reportero. Vagabundo de la vida y redactor en construcción. Amo el periodismo y la radio ninguno más que el otro. @davidpadillacor