Once horas de vuelo, cruzar el mar, llegar a otro continente, otro país, otra cultura; pero una misma pasión: el feminismo y la lucha contra la violencia hacia las mujeres.
Por eso es tan sencillo llegar a Pamplona, España, y encontrarse con amigas que no conocías, aunque ya presentías. Es así como participamos en el Congreso Internacional sobre Violencias Sexistas y escuchamos estudios que marcaron nuestro compromiso.

Ahí está Nerea Barjola, quien hace un minucioso análisis del caso Alcásser y la construcción del terror sexual. Eulalia Lledó, escritora y profesora de la Universidad de Barcelona, desmenuza el lenguaje sexista en la prensa con ironía fina, pero con crítica profunda. Generosamente Cecilia Themme Afán, de la Universidad Jaume, asiste para reencontrarse con nosotras y compartir su experiencia como migrante; peruana de nacimiento, española por decisión.

Josefina Hernández Téllez y yo somos las únicas mexicanas, representamos con verdadero orgullo a nuestro país y a nuestra universidad, la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). Nuestra ponencia se titula “La violencia ‘oculta’ de los medios en contra de la participación de las mexicanas en las elecciones 2018”. Nos escuchan con interés, preguntan, se sorprenden, se preocupan y comparten experiencias, así como propuestas.

El tren nos lleva de Pamplona a Barcelona, donde vive nuestra anfitriona y guía, la doctora Bárbara Biglia, quien de inmediato nos entrega materiales como Abordaje feminista de violencias sexuales en la universidad. El caso del alumnado de Lleida; Violencias sexuales en la universidad: reconocer, acompañar y repensar estrategias de respuestas; Violenze e reitenze: riflessioni del territorio spagnolo, y Jóvenes, género y violencias: hagamos nuestra la prevención. Comparte su experiencia en el tema, su lucha constante por sensibilizar. La vemos en acción cuando la acompañamos a su sesión en el posgrado de administración pública y género. Reflexiona y argumenta, escucha y debate, cuestiona y aporta; su pasión se desborda en cada exposición. Generosa, nos invita a exponer en su espacio académico; la Universitat Rovira I Virgili, y así aproximamos sobre lo que pasa en México en torno a los feminicidios y la violencia obstétrica.

A lo largo de dos semanas, Bárbara Biglia nos acompaña y explica; nos permite analizar a nuestra manera y discute con pasión nuestras ideas; recomienda lecturas; nos aproxima a colegas suyas con otras experiencias y otras perspectivas. Nos permite llevar el ritmo cosmopolita de una ciudad como Barcelona o la tranquilidad gozosa de un poblado como Tarragona. Cada charla con ella, un aprendizaje; no solamente hemos estrechado lazos académicos, sino también se ha convertido en una maestra, una cómplice y, sobre todo, una amiga. La feminista que comprueba que la sororidad existe.

Y de regreso a casa, a México, a nuestra universidad, la experiencia de la estancia académica nos hace creer que volvemos con muchos conocimientos para compartir, con muchas ideas que provoquen la transformación en nuestros escenarios universitarios. Gracias, querida Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo, por permitirnos vivir esta bella y airosa experiencia.

Comentarios