El director general de la empresa Giant Motors Elías Massri Sasson precisó en entrevista con este diario que la primera producción de vehículos de la marca JAC que saldrá de su planta de Ciudad Sahagún estará lista más pronto de lo que pensamos: en marzo próximo. Es decir, en menos de un mes veremos salir de la fábrica los primeros vehículos de la marca Jianghuai Automobile Coman, de los que se pretenden producir hasta 3 mil 500 al concluir este año. De marchar bien los planes de la armadora, vendrán tiempos positivos para el altiplano hidalguense. No solo por los empleos directos que generará esa planta, sino por la demanda para allegarse de insumos necesarios para su proceso de producción. Será una oportunidad para que las empresas del sector alisten sus ofertas para convertirse en proveedores. La posibilidad de que Ciudad Sahagún se convierta de nuevo en un polo para el sector automotriz o metalmecánico es una buena noticia para la entidad. La mesa está puesta pero es probable que no haya una invitación expresa para sentarse y comer una rebanada del pastel. Más bien, los empresarios deben ser proactivos y buscar acercarse con la armadora para ver qué productos necesitan para completar su proceso. Mientras, el gobierno estatal y las instituciones de educación superior deberán vincular la demanda de trabajadores especializados de la empresa y así filtrar e inducir la contratación de hidalguenses. La inversión está ya anunciada, ahora hay que maximizar sus beneficios. De filón. La Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo informó que, luego de recibir la recomendación general número 28 de parte de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, realizó traslados para bajar la presión en aquellos centros de readaptación social que estuvieran saturados. Fueron realizados 138 traslados para tal efecto, en cárceles donde había más espacio. Lo que sería interesante saber es cuántos de los internos que hoy saturan esos centros de reclusión están en calidad de procesados. Es decir, que aún no reciben sentencia. Esos internos, de acuerdo con el Nuevo Sistema de Justicia Penal, podrían enfrentar su proceso en libertad y, de esa forma, se acabaría el problema de saturación e ingobernabilidad que hoy ensombrecen su operación.

Comentarios