Inicio Opinión Editorial Nueva norma ambiental, ¿servirá?

Nueva norma ambiental, ¿servirá?

640

Este 2016 entramos a un punto de quiebre respecto a la contaminación del aire en el Valle de México. Después de más de una década de estabilidad respecto al control de contaminantes, este año la bomba explotó. Simplemente los niveles de contaminación se dispararon y entonces los gobiernos federal y los que conforman la Comisión Ambiental de la Megalópolis tuvieron que pensar en nuevas medidas para mitigar la contaminación que mantuvo al Valle de México en emergencia desde principios de abril, cuando anunciaron medidas extraordinarias para controlar la polución. Recordemos que desde que inició la primavera fueron constantes los días en que el Índice Metropolitano de la Calidad del Aire superó los 150 puntos, nivel que supone un estado de precontingencia ambiental. Por tal razón, establecieron medidas más estrictas para los automóviles que transitan en el Valle de México como el doble Hoy no circula. La idea fue sacar de las calles a 2 millones de los 5.4 millones de vehículos que transitan la Zona Metropolitana del Valle de México. Pero ni eso fue suficiente porque las contingencias continuaron. Ayer inició una Norma Emergente de Verificación Vehicular para la Megalópolis que establece límites de emisiones más estrictos e incorpora el uso de sistemas de diagnóstico a bordo (OBD por sus siglas en inglés) que, en teoría, establece un control más estricto para detectar vehículos contaminantes. Además, se busca homogeneizar el control de calidad en las seis entidades que conforman la megalópolis. En Hidalgo, por ejemplo, no se tiene establecido aún un criterio homogéneo. Según el gobernador Francisco Olvera en la zona sur del estado, que tiene mayor interacción con el Valle de México, sí se cuenta con la tecnología adecuada. Pero no ocurre lo mismo en el centro y norte. Esto, como sucede con otros muchos indicadores. El punto es que los gobiernos no tienen una estrategia clara para combatir el reto que significa la crisis ambiental en el Valle de México. Especialistas sugieren que si solo se ataca la contaminación emitida por vehículo estamos fritos. No se está atendiendo la polución emitida por la industria ni por los puestos callejeros por poner un ejemplo. Veremos, en poco tiempo, si esta norma emergente sirve para atajar la crisis ambiental que vivimos este año. Porque lo único que la ha detenido es la entrada del verano. De filón. En Telmex ya se están dando cuenta que su negocio puede morir si se aferran a vivir en la abundancia que experimentaron en el pasado. No despertar y ver los cambios los puede llevar a la tumba.

Comentarios