Después de mucha expectativa, ayer el secretario de Educación Pública Aurelio Nuño Mayer presentó el nuevo modelo educativo para la educación obligatoria cuyo objetivo, según explicó el funcionario, es ofrecer a los alumnos una educación de calidad, en donde el educando comprenda lo que aprendió. Según Nuño, este objetivo se sustenta en una nueva pedagogía y en que los profesores tengan una carrera profesional que se sustente en sus méritos y no como ocurría hasta hace poco, cuando las plazas estaban a la venta y se encumbraban quienes tenían una carrera sindical o política ascendente. Esto, en el discurso, se escucha muy bien y es justamente la gran omisión de la reforma educativa. Los críticos de la reforma citada señalan que es más bien laboral puesto que solo se enfoca en las condiciones laborales de docentes. Los inconformes exponen que la reforma ni siquiera toca la esencia: la forma de la enseñanza en México. En teoría, con el nuevo modelo presentado ayer, se ataca aquello que no funciona bien y que nos ha llevado a estar en los últimos lugares en cuanto a calidad de nuestro sistema educativo se refiere. Solo basta recordar que tras 15 años de exámenes, México nunca pudo salir del último lugar de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en cuanto a la calidad del sistema educativo. Según datos de la evaluación PISA 2015, los jóvenes de 15 años en México obtuvieron 416 puntos en ciencias, 423 en lectura y 408 en matemáticas ese año, mientras que el promedio de calificación de la OCDE fue de entre 493 y 490 en las tres materias. Es decir, ni siquiera estamos cerca del promedio. ¿Cambiará nuestro nada honroso último lugar en la prueba PISA a partir de este nuevo modelo educativo? ¿En cuántos años podremos analizar si sirvió este nuevo experimento? Son preguntas cuyas respuestas deben quedar claras. De lo contrario, ahí seguiremos: en el sótano. De filón. El gobierno estatal clausuró cuatro antros en los que se encontraron irregularidades que van desde la operación con permisos vencidos, presencia de menores de edad y el indebido ejercicio de la prostitución. Lo curioso es que por años esos lugares funcionaron sospechosamente sin que nadie dijera nada.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios