FABIOLA RUIZ REYES
Pachuca

La obesidad es una enfermedad crónica tratable que aparece cuando existe un exceso de tejido adiposo (grasa) en el cuerpo, por lo cual pueden desarrollarse otros padecimientos crónicos como diabetes, hipertensión y males gastrointestinales.
Con respecto a la obesidad infantil en México, este problema ha ido en aumento, pues uno de cada 10 niños tiene esa enfermedad.
Existen diversos factores que padres de familia y docentes deberían combatir para lograr una mejora en los niños.
Comer a destiempo, poca o nula actividad física, consumo de comida rápida y factores socioculturales han provocado que México ocupe el primer lugar en obesidad infantil.

Recomendaciones para
combatir o evitar la enfermedad

  • Despensa balanceada
    Consumir más frutas y verduras en lugar de grasas y productos endulzantes. Evitar u omitir comprar cajas de galletas, jugos, pasteles y dulces, así como controlar el consumo de estos.
  • No omitir el desayuno
    Es el alimento más importante del día, si no se consume o se ingieren muchas grasas, puede llegar a afectar la salud. Debe ser balanceado con una pequeña porción de cereal, de avena, fruta, yogurt e incluso huevos revueltos.
  • Sin refrescos
    Pueden sustituirse esas bebidas con agua simple o de frutas frescas sin mucha azúcar. Omitir beber refrescos durante las comidas, ya que contienen muchos azucares y colorantes que al momento satisfacen a los niños, haciéndolos creer que están llenos, por lo cual dejan de lado los nutrientes necesarios para su buen desarrollo.
  • Ejercitarse
    Dar paseos largos, practicar algún deporte, salir a jugar al parque o cualquier actividad física es mejor que ver la televisión o el celular. Es recomendable hacer 20 minutos de ejercicio diario.
  • Poner el ejemplo
    Si el padre y la madre, o tutor, tienen hábitos saludables, comen a sus horas y consumen productos bajos en calorías, los hijos estarán en forma y sanos, ya que un niño imita a los adultos de su entorno.
No votes yet.
Please wait...

Comentarios