OBRA DEL IA SE LLEVA LAS PALMAS

551
OBRA DEL IA,UAEH,UNAM

El helado beso que la Muerte da, finalista del FITU

Mineral del Monte.- El helado beso que la Muerte da, la propuesta teatral de esta temporada del Instituto de Artes (IA) de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), fue seleccionada, tras haber sido evaluada de modo presencial, como obra finalista del Festival Internacional de Teatro Universitario (FITU) que organiza anualmente la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), lo que la llevará el próximo año a presentarse en la gran final del certamen.

Esa puesta en escena constituye el proyecto de egreso de la generación número 23 de la licenciatura en arte dramático (teatro con el rediseño) del IA y, tras su estreno a principios de octubre, ha sido presentada con entrada libre para todo el público todos los jueves y viernes a las 19 horas y los sábados a las 17 horas en el foro El Cubo, del citado instituto.

Para cerrar su temporada, el montaje ofrecerá sus últimas cinco funciones hoy, mañana, el 29 y 30 de noviembre, así como el primero de diciembre.

Destinada para el público adolescente y adulto, bajo la dirección de Ramsés Figueroa, El helado beso que la Muerte da es una adaptación de La muerte de la virgen (obra del multigalardonado y reconocido dramaturgo mexicano Alejandro Román) y narra de manera paralela dos historias vinculadas por su trasfondo oscuro: dos jóvenes mexicanas de hoy en día (en apariencia tan “normales” como cualesquiera) que viven envueltas en la cibercultura y que aman, odian, desean y anhelan. A partir de ese contexto y basada en historias reales, la obra gira en torno a sucesos y delitos tan latentes, escabrosos, lamentables y vigentes como el feminicidio y el parricidio.

Jesús Islas Ambriz, coordinador de la licenciatura en teatro, compartió con esta redacción su júbilo ante la clasificación de la obra como finalista de uno de los festivales teatrales de mayor reconocimiento en México: “Es un gran logro, es resultado de un gran esfuerzo y un gran trabajo. Las herramientas actorales están verificadas y ahora aún queda mucho camino por recorrer: terminar la temporada, continuar la participación en un certamen como el FITU y preparar otras tantas funciones”.

Quien está a cargo de ese programa académico reconoció asimismo el desempeño del equipo artístico y la contribución que ello supone a los logros de la licenciatura en teatro.

“Eso es algo que trasciende, que ayuda a forjar una historia que inició hace 15 años al fundarse la licenciatura. No me resta más que reiterar mi felicitación al equipo de ese proyecto, al programa académico en general, a nuestro Instituto de Artes y a nuestra alma mater”, concluyó.

Conforman el elenco actoral Mayra Edith Simón Fuentes, Daniela Avendaño Zúñiga y Alejandro Maldonado Mendoza, equipo completado por los productores, asesores y técnicos Héctor Daniel Pérez, a cargo del videomapping escenográfico; Ricardo Salgado como diseñador de escenografía e iluminación; Joaquín Segura y Ricardo Salgado, responsables de la construcción escenográfica; Vicente Velázquez Ortega, encargado de la composición musical; Elsa Oviedo, a cargo de la identidad gráfica; Alejandro Maldonado Mendoza como responsable del vestuario; Pamela Lucio Vargas, en la asistencia general; Samuel Torres, asesor coreográfico; Briseida Cerón Leyva, asesora vocal; Raquel Muñoz, asesora corporal y Lino Botello y Alisson Hernández conformando el apoyo técnico.

Cabe referir que ya se auguraba que la propuesta, mediante la cual cuatro estudiantes se sumarán a la que es ya una larga lista de artistas egresados del IA de la máxima casa de estudios de la entidad (los tres jóvenes actores de la propuesta y la joven Pamela Lucio Vargas, quien en esta ocasión estuvo encargada de parte de la producción general), resultaría exitosa, puesto que, entre otros aspectos a considerar, varios de los participantes en el montaje han resultado recientemente beneficiados con becas del Programa de estímulo a la creación y al desarrollo artístico (PECDA) y de Jóvenes creadores del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes.

El FITU, cuya edición 2018 es la número 26, ha reunido en sus últimas ediciones a más de un centenar de grupos que, divididos en cinco categorías, han contendido por llegar a la final y resultar ganadores.

En esta ocasión, El helado beso que la Muerte da, participante en la categoría montajes de estudiantes dirigidos o asesorados por maestros, se enfrentará a principios de año en el que será un duelo artístico a las otras tres obras finalistas en su misma categoría buscando erigirse como una de las obras ganadoras del festival una vez haya sido nuevamente presenciada por un nuevo jurado compuesto por tres personalidades en la materia que seleccionarán la puesta en escena ganadora de cada categoría

El FITU encuentra sus inicios en 1991 con la creación del Festival de Teatro Universitario.

Teniendo como finalidad primordial la creación de un foro para difundir el teatro universitario y fomentar el mejoramiento de ese arte a través de la competencia. A lo largo de la historia del festival se han ido dando al mismo importantes aportaciones y mejoras como la consolidación de su carácter internacional, la ampliación de actividades mediante la realización de talleres, conferencias, charlas, performances al aire libre y presentaciones de grupos invitados internacionales, la creación de nuevas subcategorías (que hoy abarcan escuelas de bachillerato y de nivel superior, así como escuelas de teatro y egresados de las mismas) y la posibilidad para las obras ganadoras de presentarse en un ciclo especial.

OBRA DEL IA,UAEH,UNAM OBRA DEL IA,UAEH,UNAM

  • Mientras tanto, la obra ofrecerá sus últimas funciones hoy, mañana, el 29 y 30 de noviembre
  • Esa puesta en escena constituye el proyecto de egreso de la generación número 23 de la licenciatura en arte dramático (teatro con el rediseño) del IA

Comentarios