Carlos Henkel Escorza,CMIC

Carlos Henkel Escorza, presidente de la CMIC

Pachuca.- A pocos días de concluir su gestión al frente de la CMIC, Carlos Henkel Escorza explicó que ante la incertidumbre que vive el país en términos presupuestales, actualmente la obra privada es más rentable que la pública.

Recordó que el panorama que vivió la industria a finales del sexenio pasado, afectó prácticamente 90 por ciento de las empresas afiliadas a la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), pues no se dedican a la obra pública.

“Todo eso hizo que la industria se desacelerará enormemente, además, las obras disponibles eran pequeñas”, recalcó.

La situación en el gremio es tan complicada que actualmente 30 por ciento de las empresas del sector tiene problemas para subsistir, algunas, incluso con posibilidades de desaparición.

“Las empresas están sobreviviendo, algunas con probabilidad de desaparición, yo podría asegurar que, de las empresas afiliadas a la Cámara, 30 por ciento tienen complicada su situación y están haciendo esfuerzos para sobrevivir”, dijo.

El titular de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) José Luis Romo Cruz detalló que la inversión captada por el gobierno estatal hasta el momento es de 46 mil millones de pesos, lo que representa cinco veces más la inversión generada en los últimos dos años.

De ese monto, estimó, al menos 50 por ciento sería para infraestructura, “donde pudiéramos tener cabida los constructores”.

No obstante, en la construcción de Plaza Explanada han participado a penas tres empresas hidalguenses; en tanto que en la edificación de la planta de Grupo Modelo no ha participado ninguna.

Henkel Escorza admitió que no es posible obligar a las compañías que invierten en la entidad, a que contraten constructoras locales.

Dijo que la administración estatal puede acompañar a los empresarios con una gestión del propio gobierno con el fin de que les permitan participar de esos grandes proyectos, “se trata de que nos permitan estar cerca y buscarlos”.

El aún presidente de la CMIC expresó que para cumplir ese objetivo es necesario que las constructoras locales trabajen en equipo, así como generar consorcios para tener capitales importantes.

En ese sentido, lamentó que actualmente los empresarios, socios de ese organismo empresarial, estén divididos en dos planillas para buscar la dirigencia, en lugar de enfocarse a trabajar esa estrategia.

“Lo primero que deben hacer es fortalecer a la Cámara; y dos, cambiarnos el chip y si tenemos más inversión privada, lo que tenemos que buscar es ese nicho de mercado”, dijo.

Por otra parte, dijo que la excelente relación que mantiene el gobierno estatal y federal genera esperanzas en esa industria, “eso se va a traducir en mejores ingresos para el estado y eso generará mejores oportunidades de trabajo”.

Concluyó que la falta de definiciones en diferentes instancias federales, en las que no se han nombrado titulares, es otro factor que genera complicaciones al gremio, “pues no hay quién firme documentos o quién determine cuál será el rumbo a tomar”.

Comentarios