KIRELY MACEDO /
IMSS HIDALGO
Pachuca.- Existen diferentes desórdenes alimenticios, de los cuales todos en algún momento de nuestras vidas tendemos a desarrollar alguno, o en su caso puede ser solo el inicio. Por lo que es importante antes de iniciar una dieta o la meta de bajar de peso, ya sea con ejercicio, suplementos e incluso dejar de comer, es necesario conocer los diferentes riesgos de llevar un cambio alimenticio inadecuado.

Para iniciar, el compararse con otras personas no es saludable, sin embargo, es bueno tener un ejemplo a seguir, pero es mejor trazar metas propias, cortas, claras y ad hoc al organismo de cada persona.

De hecho, es posible que al comenzar una dieta de adelgazamiento se pueda encontrar en una espiral obsesiva de discriminación de lo que se come, desórdenes que van más allá del común como la bulimia.

Del mismo modo, es importante reconocer su cuerpo, aceptarlo y en caso de tomar una decisión de cuidarlo es bueno tener una guía y acudir con un especialista, con el fin de tener la mejor alimentación y salud emocional posible.

Ya que no solo se trata de tener un cuidado físico, sino también emocional como el caso de tener megarexia, que es el trastorno de verse delgada cuando se tiene problemas de sobrepeso, siendo un mecanismo de defensa para evitar tener un cuidado adecuado, aunado a los problemas emocionales y sociales que esta conlleva.

Existe también la parte contraria, el estar delgada y verse obeso u obesa, la anorexia, que son de los desórdenes más estudiados, ya que han llegado a causar la muerte debido a que el querer bajar de peso se convierte en una manía dañando no solo su cuerpo, sino todos los niveles del desarrollo humano.

Es importante aceptar que el bajar de peso no es solo dejar de comer o hacer ejercicio (que en exceso también es malo) sino que es una decisión de cambio de hábitos, de estilo de vida, incluso influye mucho el ambiente en el que la persona se rodea, por eso hay que comprender y aceptar que cuando una persona está en ese cambio se necesita mucha paciencia, apoyo y comprensión, ya que es un paso muy difícil, no solo por salud, sino por un cambio radical de vida; por supuesto acudir a un psicólogo y nutriólogo para tener los resultados adecuados, será un buen inicio.

  • Ortorexia

La necesidad de consumir productos totalmente naturales, eliminando productos necesarios para un buen desarrollo digestivo

  • Estreñimiento

A pesar de que creemos que sucederá todo lo contrario, al iniciar una dieta e ingerir menos alimentos se tiene menos contenido que expulsar, por lo que algunas personas tienden a tomar laxantes, sin embargo, en ingesta excesiva es nocivo para la salud

  • Potomanía

Es muy común, ya que creemos que tomar agua nos ayuda a eliminar más rápido la grasa, sin embargo, el exceso de líquidos elimina nutrientes y minerales a través de la orina, llegando a generar carencias en las personas que lo hacen con frecuencia

  1. Existen diferentes desórdenes alimenticios, de los cuales todos en algún momento de nuestras vidas tendemos a desarrollar alguno
  2. Es importante, antes de iniciar una dieta o la meta de bajar de peso, conocer los riesgos que conlleva un cambio alimenticio inadecuado
  3. Antes de considerar la idea, se debe aceptar que el bajar de peso no es solo dejar de comer o hacer ejercicio, sino que es una decisión de cambio de hábitos, de estilo de vida, incluso el ambiente en el que se rodea

Comentarios