Pachuca.-

Gracias al trabajo realizado por Víctor Jesús Sánchez, con la asesoría de Santiago Filardo Kerstupp, ambos investigadores del área de química en alimentos del Instituto de Ciencias Básicas e Ingeniería (ICBI), se logró conseguir el tercer título de patente para la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH). El trabajo obtuvo también el Premio de Ciencia, Tecnología e Innovación 2017.

La patente con número 349819, denominada “Encapsulamiento de sabores sintéticos y extractos naturales de frutas, granos y fármacos con gomas extraídas de opuntia spp. y cylindropuntia imbricata, mediante secado por aspersión para su utilización como materia prima de la industria alimentaria y farmacéutica”, tiene como objetivo principal la formación de micro cápsulas con base en nopal, compuesto capaz de resguardar principios activos con inserción en la industria farmacéutica o alimenticia.

En entrevista, Víctor Jesús Sánchez explicó que el resultado final de la investigación puede ser usado en productos para la elaboración de bebidas refrescantes, confitería, frituras, café soluble y toda aquella industria que utilice sabores en polvo y como agente encapsulante.

“El resultado obtenido se dio gracias al trabajo y esfuerzo de un largo proceso desde el 2000. Además, gracias al apoyo de mis maestros y de la Autónoma de Hidalgo, es que concretamos la investigación, que esperamos ayude a la industria y a la población en general, e invito a las nuevas generaciones a seguir haciendo investigación”, apuntó.

El proyecto científico se unió al trabajo realizado anteriormente por Santiago Filardo, el cual se denominó “Desarrollo del polvo base para preparar bebidas u otros productos alimenticios con frambuesa roja rubus idaeus”, que consiste en un activo derivado de la frambuesa para disminuir el síndrome de abstinencia en el tabaquismo, y el cual se encuentra patentado. Los científicos decidieron acoplar las investigaciones y cubrir el activo que creó Santiago Filardo con las microcápsulas de Jesús Sánchez. Actualmente ya se encuentra en la etapa de estudios biológicos con seres humanos.

Al fusionarse ambas investigaciones, se realizó un estudio con 90 pacientes, mismo que arrojó resultados positivos. Actualmente se encuentra en la etapa final de un segundo análisis con una población mayor, que reporta también un balance favorable. Se tiene como objetivo principal ayudar a las personas que quieren dejar de fumar, al atacar el componente bioquímico en la adicción, pero a su vez se le otorga ayuda al paciente en el aspecto sicológico y conductual.

Santiago Filardo comentó que espera que el producto que desarrolló ayude a combatir diversas adicciones, como el tabaquismo, e invitó a la sociedad a inscribirse en el proyecto para dejar de fumar, mismo que se encuentra abierto de manera gratuita al público en general. Los interesados puede pedir informes con la encargada del plan, Karen Amador, en las inmediaciones del Parque Científico y Tecnológico, o bien llamar al teléfono 771 717 2000, extensión 2790.

“Si en nuestras manos está hacer que la población tenga una vida mejor, es nuestra obligación como universitarios e investigadores el poder llevarlo a cabo”, expuso.

Para el proceso de comercialización, la división de investigación, desarrollo e innovación, mediante la dirección de vinculación con el sector social y productivo de la UAEH, que dirige David Rabling Conde, se encargará de realizar estudios de precomercialización de resultados susceptibles a la protección de la propiedad intelectual, básicamente solicitudes de patentes ya ingresadas ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), así como los títulos de patente que ya posee la Autónoma de Hidalgo, para que de esa forma, tecnologías como las de Víctor Jesús puedan llegar al mercado lo antes posible.

Comentarios