Oferta cultural en Hidalgo para esta temporada vacacional

473
vacacional
Museos hidalguenses mantienen sus puertas abiertas

Pachuca

Durante las fiestas decembrinas, los museos de Arqueología e Historia de Huichapan, de la Cultura Hñahñu en Ixmiquilpan, la Sierra Alta en Zacualtipán y el del general Felipe Ángeles en ese mismo municipio mantienen sus puertas abiertas y recorridos al público en estas vacaciones.
En el Museo de Arqueología e Historia de Huichapan se exhiben, a través de cuatro salas, fotografías y esculturas dedicadas al rico acervo histórico, artístico y cultural de ese municipio.
Se trata de un recorrido a través del tiempo, mismo que comienza en la época prehispánica, rescatando la memoria en torno al papel histórico que esta población ha tenido, tanto a nivel regional como en la escena nacional, abarcando además el periodo contemporáneo.
El museo abre sus puertas al público de martes a domingo de 10 a 17 horas. Se encuentra ubicado en jardín Zaragoza, número nueve, en el centro histórico de Huichapan. La entrada es libre.
A unos cuantos kilómetros se encuentra Ixmiquilpan, donde está el Museo de la Cultura Hñahñu, un recinto que alberga a través de grandes bases históricas el legado cultural que hace único al pueblo indígena de esa zona.
A lo largo de cuatro salas de exhibición, se muestran diversos objetos manufacturados en este sitio, así como un gabinete multimedia donde el visitante puede compenetrarse y ampliar sus conocimientos sobre esta cultura. El museo tiene además un espacio para exposiciones temporales.
También, en el Museo Regional de la Sierra Alta en Zacualtipán, puede conocerse el gran legado artístico y cultural de esa región del estado, desde reproducciones de pinturas rupestres en peñas y abrigos rocosos, la memoria física del Virreinato, hasta los efectos de las guerras de Independencia y Revolución en tierras serranas.
El museo está dispuesto en cuatro espacios que reflejan el desarrollo de la historia de la Sierra hidalguense.
Por último, el Museo Felipe Ángeles pretende reconstruir la experiencia de un hombre formado en un tiempo de grandes movilizaciones sociales, modelado por un proceso revolucionario del que fue a la vez producto y actor, que creció en un país convulsionado que exigía una toma de posición frente a las demandas históricas de tierra y ejercicio de derechos, pero también de venganza y violencia, de solidaridad y de paz.
Ese recinto, al igual que el Museo de Huichapan, Ixmiquilpan y la Sierra alta de Zacualtipán, abren sus puestas en horarios habituales.

Comentarios