Ofician misa por los 43 en la Basílica

347
los 43

Ciudad de México.- El grito de Ayotzinapa resonó en la Basílica de Guadalupe, ante el asombro y molestia de algunos feligreses. Pasado el mediodía de ayer, los padres de los estudiantes desaparecidos y normalistas rurales entraron al templo mariano, luego de ser recibidos afuera por el obispo Raúl Vera y el arzobispo de Acapulco, Carlos Garfias.
Sin embargo, fueron conducidos a una capilla, en la parte superior del recinto, donde reciben la misa de manera privada. A la entrada a la zona de bancas de la Basílica, simpatizantes que acompañaron la marcha de los padres por la Calzada de Guadalupe comenzaron a gritar “¡porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!” y “Ayotzinapa vive, la lucha sigue y sigue”, además de que hicieron un conteo hasta el número 43.
En todo momento, los católicos que estaban en misa los callaban. “¡Respeten, estamos en la casa de Dios!”, gritó alguien. Una vez que los padres y algunos normalistas subieron a la capilla, los simpatizantes se dispersaron por la Basílica con letreros de justicia y retratos de los normalistas desaparecidos.
Finalmente, padres de los normalistas desaparecidos reprocharon falta de condiciones y vigilancia excesiva de PF, en la capilla en la que los ubicaron, afirmaron, no había equipo de sonido y la música que sonaba en el recinto impidió que escucharan bien el mensaje del obispo.

No votes yet.
Please wait...

Comentarios