Ofrece INE indagar compra de votos

196
credenciales
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Ante denuncias del presunto delito en sedes del PRI

MAYOLO LÓPEZ /
JORGE RICARDO /
AGENCIA REFORMA
Yucatán

El árbitro electoral manifestó ayer su disposición para investigar el caso de los 500 pesos que en la sede del PRI habrían recibido quienes entregaron la copia de su credencial de elector.
El consejero Marco Baños informó en entrevista en la capital yucateca que el INE está a la espera de cualquier queja que en los próximos días sea presentada.
Estimó que en “una etapa electoral no es recomendable que los partidos estén recolectando copias de las credenciales de elector de los ciudadanos. Eso de entrada no está permitido”.
Ciro Murayama, también consejero electoral, afirmó que el pago por la copia de la credencial “no tiene ningún viso de legalidad”.

Según dijo, “los partidos deben abstenerse de retirar la credencial, porque de lo contrario eso inclusive podría interferir la propia emisión del voto y eso está considerado un delito electoral en caso de que se retenga la credencial”.
Murayama aseveró que “tomar datos personales está prohibido, porque se trata de información confidencial de acuerdo con las leyes. De tal manera que los partidos deben llamar al voto, en general, pero abstenerse de recabar las credenciales de los ciudadanos”.

Por separado, la consejera Pamela San Martín consideró que se deben investigar todos los hechos que “tengan que ver con conductas que eventualmente pudiesen implicar un mecanismo de condicionamiento al voto de los electores. Desconocemos cuál es el contexto en que se realizaron esos hechos pero, en el marco de un proceso electoral, sin duda alguna deben ser investigados. Esos y todos los hechos que impliquen una afectación a la libertad de los electores”.

La semana pasada, diario Reforma dio a conocer que el PRI del Estado de México repartió miles de pesos para potenciales votantes, quienes entregaron documentación electoral en las oficinas nacionales del tricolor.
Según testimonios de coordinadores seccionales priistas en Atizapán, Tlalnepantla y Nezahualcóyotl, las dirigencias nacional y estatales les pagaron entre 7 mil y 10 mil pesos por llevar una cuota de posibles votantes.
A esos electores les ofrecieron mil pesos, entregándoles 500 el miércoles y jueves pasados y prometiéndoles el resto después de que entregaran copias de su credencial para votar.

Pese a los reclamos de la oposición, en la sede priista, a un costado del monumento a la Revolución, durante el fin de semana se repitió la operación.
La tarde del sábado, decenas de personas se congregaron en la planta baja del edificio e hicieron una fila antes de pasar a los pisos superiores.
El domingo se reanudó la actividad, pero de manera más discreta, pues se citó a las personas en horarios escalonados.

Like
Like Love Haha Wow Sad Angry

Comentarios