Ofrecen protección; amplían burocracia

83
GOBERNADORES
Enrique Peña Nieto anunció ayer un paquete de tres medidas para reforzar a quienes están en riesgo por el desarrollo de su labor

ÉRIKA HERNÁNDEZ / ANTONIO BARANDA / AGENCIA REFORMA
Ciudad de México.-Ante los reclamos por los recientes asesinatos de periodistas, incluido el de Javier Valdez, registrado el lunes en Culiacán, y defensores de los derechos humanos, el presidente Enrique Peña Nieto anunció ayer un paquete de tres medidas para reforzar a quienes están en riesgo por el desarrollo de su labor.
Las medidas consisten, básicamente, en la ampliación de personal y recursos a instancias ya existentes y la creación de un “esquema de coordinación” con las entidades.
En un acto en Los Pinos, al que asistieron gobernadores y embajadores, indicó que la violencia contra periodistas y defensores de derechos humanos ha abierto una profunda herida en la sociedad mexicana.
“Como ciudadano comparto la exigencia de justicia del gremio periodístico y de la sociedad entera”, señaló.
“Y como presidente de la República les digo que actuaremos con firmeza y determinación para detener y castigar a los responsables.”
Reconoció que el rezago en el esclarecimiento de los crímenes, la ausencia de resultados en las investigaciones y la impunidad generan indignación.
Y frente a ello, anunció que la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE) de la PGR contará con más personal.
Ofreció la revisión e impulso permanente de las investigaciones en proceso, “garantizando el derecho a la verdad, el acceso a la justicia y el combate a la impunidad”.
Además, indicó, se fortalecerá la estructura y ampliará el presupuesto del Mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas. Detalló que actualmente protege a 342 defensores y 196 periodistas.
Establecerán también un esquema nacional de coordinación con las entidades y un protocolo de operación, en un intento por reducir las situaciones de riesgo. Contará con una junta de gobierno con participación de representantes de la sociedad, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos y funcionarios federales.
El presidente arrancó su discurso pidiendo un minuto de silencio por los periodistas y defensores asesinados, interrumpido por gritos de “¡justicia!” y “¡ya basta de discursos!”.
“Entiendo su indignación, a la que nos sumamos, con la que nos solidarizamos”, indicó Peña.
“Este encuentro debe darles a ustedes, como compañeros de gremio, la esperanza y la tranquilidad de que el Estado mexicano y los órdenes de gobierno estamos resueltos a dar con los responsables de quienes hayan cometido estos hechos tan lamentables, como haber privado de la vida a quienes se encontraban en el ejercicio de su tarea periodística.”

No votes yet.
Please wait...

Comentarios