Omite SSH casos de muerte materna: GIRE

1720
Notaron que de 2012 a 2015 no implementaron ninguna medida preventiva
Notaron que de 2012 a 2015 no implementaron ninguna medida preventiva

El Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE) realizó un pronunciamiento para llamar a las autoridades de Salud en Hidalgo a atender los casos de muerte materna ya que de su recopilación notaron que de 2012 a 2015 no implementaron ninguna medida preventiva.
El documento indica: “La muerte de Hortencia en 2012 y de Mireya en 2015, en el hospital obstétrico de Pachuca, son un ejemplo de las terribles consecuencias que provocan las autoridades al no reparar a tiempo y de manera integral las violaciones a los derechos humanos que sus instituciones han causado”.
El viudo acudió a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo (CDHEH) en busca de ayuda, pues las deudas que ocasionaron la muerte de Hortencia y el tratamiento de su hijo menor eran considerables. Ese día inició la queja en contra del hospital obstétrico de Pachuca por las violaciones cometidas en perjuicio de la mujer. La investigación concluyó en la recomendación R-VGJ-0040-13 que determina que existieron omisiones en el actuar del personal de la institución que influyeron en su deceso.
Dos años después Mireya, de 17 años, falleció en el mismo hospital. Su familia presentó una queja ante la CDHEH y en diciembre de 2015 emitieron la recomendación RVG-007-2015.
“Cuando en GIRE leímos la recomendación nos llevamos una gran sorpresa, pues en uno de sus últimos párrafos la CDHEH enlistó las tres recomendaciones que habían emitido desde 2010 en contra del hospital obstétrico de Pachuca por las violaciones a los derechos reproductivos de las mujeres. Esto significaba que entre la muerte de Hortencia en 2012 y la de Mireya en 2015, la Secretaría de Salud no había implementado ninguna medida efectiva para garantizar la no repetición de los hechos”, escribe Yolanda Molina, representante legal de las familias.
Añadió que esperan que Geraldina García Gordillo dé respuesta a los oficios donde exigen la reparación a las familias de Hortencia y Mireya, “pensamos en lo diferente que sería cada una de sus historias si desde 2010 la Secretaría de Salud hubiese atendido sus obligaciones en materia de prevención de la mortalidad materna”.
La entrevistada además declaró que dado el cambio de administración, el nombramiento de un nuevo representante del sector salud retrasará el seguimiento al cumplimiento de la recomendación, mientras que el hospital sigue en las mismas condiciones.

Comentarios