CECILIA BAÑOS
Pachuca

La copa menstrual no es precisamente un invento nuevo, aunque si tiene un boom desde hace unos años. Se trata de un invento de allá por la década de 1930 del siglo XX. Por entonces eran de látex y, aunque en algunas zonas fueron muy conocidas y se vendieron muchas, la mala gestión hizo que los fabricantes dejaran de hacerlas y se convirtieran en algo difícil de encontrar, cayendo en el olvido.
Sin embargo, la copa menstrual, conocida también como copa vaginal o simplemente copa de silicona, es un sustituto ecológico a los métodos de higiene femenina corrientes como pueden ser los tampones y las toallas femeninas.
El mecanismo de funcionamiento de una copa menstrual es sencillo. Se trata de una copa de silicona o látex que se introduce en la vagina durante los días de menstruación. Al contrario que tampones y toallas, la copa menstrual no absorbe el flujo, lo retiene en su copa para que podamos deshacernos de él más adelante.
Las copas menstruales se reutilizan, por ello son ecológicas para
el medio ambiente y para el bolsillo,
ya que nos ahorramos dinero al no tener que reponer tampones o toallas cada vez mes.
Las copas menstruales no solo son ecológicas y nos hacen ahorrar dinero, además son beneficiosas para nuestra salud. El uso de toallas y tampones está asociado a problemas de sequedad, candidiasis y síndrome de shock tóxico. No obstante, las copas menstruales no afectan a nuestra salud, no son molestas y no alteran nuestra menstruación.
Quizá, en un principio, la idea de utilizar este producto no te resulte atractiva. Posiblemente pienses que es engorroso, incómodo o poco higiénico.
De hecho, la mayoría de nosotras hemos crecido en una época en la que no existe ninguna alternativa a los productos de higiene femenina desechables, y este hecho ha contribuido a la forma en que pensamos sobre la menstruación.
Pero siempre resulta un reto experimentar con nuevas ideas, en especial si sus ventajas son tan importantes que es imposible ignorarlas.
Actualmente, en la mayoría de las ciudades ya existen lugares en donde puedes conseguirlas, como tiendas ecológicas, pero también está siempre la posibilidad de encontrarlas en Internet, así es que anímate a probar sus beneficios y descubre que usarlas es más fácil de lo que imaginaste.

Es una pieza
de silicona
o látex que se introduce en la vagina durante los días de menstruación.
Al contrario que tampones y toallas, la copa menstrual no absorbe el flujo, lo retiene en su copa para que podamos deshacernos de él más adelante

No votes yet.
Please wait...

Comentarios