Oposición pide referéndum contra Maduro y amenaza con huelga

645
huelga
Miles de opositores venezolanos protestaron ayer

Miles de opositores venezolanos exigieron ayer levantar la suspensión del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro, en una protesta realizada durante el día en que debía comenzar la recolección de firmas para la consulta.
La multitudinaria concentración se dio en la autopista caraqueña Francisco Fajardo, en la llamada “toma de Venezuela”, que fue ocupada en gran parte por opositores vestidos con camisas blancas que ondeaban banderas tricolores y pancartas contra el gobierno.
Los principales dirigentes opositores Henrique Capriles y el jefe de la Asamblea Nacional Henry Ramos Allup, se hicieron presentes con discursos que aumentaron la presión popular.
La marcha opositora se llevó a cabo en forma paralela a la concentración de miles de partidarios de Maduro en los alrededores de la casa de gobierno de Miraflores, en respaldo al presidente.
El secretario ejecutivo de la alianza opositora la Mesa de Unidad Democrática (MUD) Jesús Torrealba convocó a una huelga de 12 horas para mañana en rechazo a la suspensión del referéndum revocatorio contra el mandato de Maduro.
Por su parte, Ramos anunció que se está preparando una marcha para el 3 de noviembre que irá a la sede de gobierno para notificarle a Maduro la decisión de la asamblea de iniciar un juicio político en su contra por su responsabilidad en la crisis.
Indicó que el procedimiento es por las violaciones a la Constitución y al hilo constitucional, “así el gobierno insista en negarlo”.
Capriles advirtió que el gobierno tenía un plazo de ocho días para levantar la suspensión del referéndum o se convocará a una marcha nacional hacia Miraflores para el 3 de noviembre.
“Le exigimos al gobierno que levante la decisión de suspensión del proceso y ponga fecha” para la recolección de firmas para activar el referéndum. El plazo no es indefinido. “O ustedes vuelven al orden constitucional o el 3 de noviembre vamos a Miraflores”, advirtió.
En la casa de gobierno, Maduro replicó que no permitirá la llegada a Miraflores de los opositores.
Agregó que la oposición propone retirarse de la mesa de diálogo que se instalará el domingo con la facilitación del Vaticano, pues “han recibido de Washington orden de acabar con la revolución bolivariana”.

Comentarios