Ordena AMLO desviar agua a zonas pobres de Tabasco

203

No obstante, externó que supervisa los apoyos y que no solo acude a “tomarse fotos”

Ciudad de México.- Andrés Manuel López Obrador (AMLO) refirió que tuvo que enfrentar la difícil decisión de ya sea permitir que una ciudad grande se inundara o dirigir el exceso de agua a zonas pobres e indígenas menos pobladas. El presidente, que siempre afirma que “primero los pobres”, eligió la segunda opción.

“A mí me duele mucho”, declaró al señalar que “habría habido mucha más gente afectada” si Villahermosa se hubiera anegado. Prometió drenar los canales del río y reducir el foco en la producción de la planta hidroeléctrica en una presa cuyo derrame contribuyó al problema.

AMLO defendió su decisión de abrir estratégicamente las compuertas al explicar que eso evitó una inundación peor en Villahermosa, la capital de Tabasco en la costa del golfo de México y hogar de más de 350 mil personas.

Ese es el estado natal del mandatario y las fuertes lluvias han afectado aproximadamente a 161 mil habitantes, cuyas residencias quedaron bajo las aguas o tuvieron que ser desalojadas.

El domingo, el presidente externó que cuando una presa llegó a su máxima capacidad las autoridades se vieron en la necesidad de liberar el líquido y “tuvimos que optar entre inconvenientes y no inundar Villahermosa.

“Luego perjudicó a la gente de Nacajuca, a las zonas chontales, los más pobres, pero teníamos que tomar una elección”, sostuvo AMLO. La cabecera municipal Nacajuca, mayormente rural, cuenta con cerca de 83 mil ciudadanos.

López Obrador viajó por segundo fin de semana consecutivo a Tabasco para supervisar las tareas de apoyo a damnificados y visitó, entre otros lugares, Tepetitán, su aldea natal.

El sábado en conferencia mostró su preocupación por el avance en el mar Caribe del huracán Iota.

“Hay un pronóstico de una nueva tormenta, de un nuevo huracán, que se está formando. Ojalá y no nos afecte”, expresó AMLO. Asimismo, aseguró que no acude a la región solo para tomarse “la foto” ayudando a los afectados.

“Se va a apoyar a todos los damnificados. Todos los que tuvieron que salir de sus viviendas o padecieron porque se les inundaron, todos van a ser apoyados”, prometió.

Según el último recuento oficial, en Tabasco hubo ocho muertos y 302 mil 498 afectados, en Chiapas 20 decesos y 54 mil 976 damnificados y en Veracruz 10 mil 848 perjudicados.

Comentarios