Pekín.- El gobierno chino ordenó ayer el confinamiento inmediato de 11 zonas residenciales de Pekín, donde fueron detectadas varias decenas de casos del coronavirus (Covid-19), pandemia que sigue asolando a Brasil, convertido en el segundo país más castigado con casi 42 mil muertos.

Las autoridades chinas informaron seis positivos de infección local, vinculados en su mayoría al mercado de carne Xinfadi, en el distrito Fengtai, al sur de Pekín, que fue cerrado. Decenas de habitantes de la capital dieron positivo al Covid-19 en los alrededores de ese centro comercial.
Centenares de agentes policiales fueron vistos por periodistas de la AFP en las inmediaciones del espacio.

El viernes, las autoridades retrasaron la vuelta a las primarias de Pekín y suspendieron los actos deportivos debido a la aparición de los tres primeros casos, tras dos meses sin detectarse ninguna infección.

Esos contagios hacen temer que la pandemia resurja en China, donde brotó en diciembre en la ciudad Wuhan (centro). Las autoridades controlaron la epidemia con un férreo confinamiento y las medidas fueron levantándose a medida que las transmisiones remitían.

También se teme una segunda ola en Estados Unidos, país más castigado por el Covid-19 con más de 114 mil 500 decesos, donde varias entidades que retomaron actividades en abril registran un número importante de nuevos contagios.

Comentarios