Ordena tribunal descongelar cuentas de Cooperativa La Cruz Azul

252
Cruz Azul

Magistrados consideraron que la UIF no acreditó que exista la petición de una autoridad internacional para implementar la medida

Ciudad de México.- El 16 tribunal colegiado en materia administrativa concedió una suspensión provisional a la Cooperativa La Cruz Azul, que ordena a la unidad de inteligencia financiera (UIF) descongelar 28 cuentas bancarias.

Los magistrados consideraron que la UIF no acreditó que exista la petición de una autoridad internacional para implementar la medida, motivo por el cual le concedieron la protección de la justicia suspensión.

Con el fallo del colegiado, la cooperativa podrá disponer de los recursos que se encuentran en 18 cuentas en BBVA, Banorte, Santander, Banco del Bajío y Scotiabank, mientras que otras 10 se encuentran en HSBC y en Banco del Bajío. El tribunal indicó que la suspensión no procederá si el congelamiento de los recursos deriva de un embargo, un crédito fiscal, un aseguramiento ministerial o una orden de la UIF basada en una solicitud internacional, en virtud de lo dispuesto por una jurisprudencia emitida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Previamente, la juez séptimo de distrito en materia administrativa en la Ciudad de México Laura Gutiérrez de Velasco había dado un plazo de tres días a la UIF para saber si la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) colaboraba en el caso.

En caso de no comprobarlo, la institución a cargo de Santiago Nieto Castillo debería desbloquear las cuentas bancarias de Álvarez, confirmó la cooperativa, lo cual finalmente ocurrió.

La unidad de inteligencia financiera, brazo de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), congeló las cuentas bancarias de Guillermo Álvarez, presidente del club de futbol Cruz Azul, y las de su hermano Alfredo Álvarez, vicepresidente, el 29 de mayo por presunto lavado de dinero y delincuencia organizada, así como por movimientos irregulares de dinero por mil 200 millones de pesos.

La instancia detectó un saqueo entre 2016 y 2017 por medio de pagos a 15 empresas fantasma que prestaban servicios de consultoría a la cooperativa y a las cuales Billy les firmó facturas de entre 3 millones y 5 millones hasta sumar 200 millones de pesos.

Derivado de esa denuncia, iniciada hace cuatro meses ante la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México en contra de la administración fraudulenta de Billy Álvarez, la Fiscalía General de la República (FGR) inició una investigac ión por posible lavado de dinero y delincuencia organizada.

Con el fallo del colegiado, la asociación podrá disponer de los recursos que se encuentran en 28 entidades bancarias

Comentarios