Organiza IHM talleres municipales sobre violencia de género

486
talleres

El Instituto Hidalguense de las Mujeres (IHM) inició los talleres Atención de calidad a mujeres en situación de violencia, con el fin de crear redes interinstitucionales entre las instancias que atienden esa problemática, en los ámbitos estatal y municipal del Poder Ejecutivo, el Poder Judicial y la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Hidalgo.
Los talleres que se enfocan a la normatividad en la materia, se llevan a cabo atendiendo la política municipalista; bajo esa visión el secretario de Gobierno Simón Vargas Aguilar ha instruido el acercamiento con servidores públicos del interior del estado para implementar estrategias que coadyuven a dar atención integral a las usuarias, sin prácticas burocráticas, informó Concepción Hernández Aragón, titular del IHM.
Así cumplen con la Ley General de Víctimas, que en su artículo segundo mandata establecer y coordinar las acciones y medidas necesarias para promover, respetar, proteger, garantizar y permitir el ejercicio efectivo de los derechos de las víctimas, así como implementar los mecanismos para que todas las autoridades, en el ámbito de sus respectivas competencias, cumplan con sus obligaciones de prevenir, investigar, sancionar la violencia y lograr la reparación integral.
Con el respaldo del Programa de fortalecimiento a la transversalidad de la perspectiva de género del Inmujeres, ayer arrancó el primer taller en Pachuca, mismo que se replicará en las cabeceras de las 17 regiones del estado. Como parte del seguimiento se pretende que el funcionariado de las nuevas administraciones municipales diseñe un plan de trabajo con perspectiva de género.
También crearán un directorio de las instancias participantes, que posteriormente se compartirá, lo que permitirá ubicar con rostro, nombre y apellido a las personas que tienen bajo su cargo esa tarea. Lo anterior permitirá dar atención oportuna y eficaz a las usuarias, con el inicio inmediato del trámite que requieran o bien la canalización acertada y precisa a la institución que corresponda. De lo contrario, enfatizó Hernández Aragón, se incurre en violencia institucional que podría implicar incluso responsabilidad penal para quienes omitan o realicen de manera incorrecta lo que les mandata la ley.
La deficiencia en la atención también propicia que las agresiones continúen o tengan mayores alcances y repercusiones en la integridad física y psicológica de las víctimas directas e indirectas, al grado de poner en riesgo su vida, de ahí la importancia de una coordinación y comunicación efectiva entre todas las instancias que tienen la obligación de atender esa problemática.

Comentarios