Cualquier calificativo que refleje su interesante personalidad está de más, siempre querida y admirada por todos quienes la conocemos, sabemos de su capacidad donde sea que se pare. Ella siempre brilla. La doctora Elvira Hernández Carballido es sinónimo de éxito. Comprensiva hacia las causas vulnerables de los estudiantes, siempre está y estará para quienes la consideran una amiga. Son muchos ya en esa exclusiva colección. Primera doctora en ciencias políticas y sociales con orientación en ciencias de la comunicación por la Universidad Nacional Autónoma de México. Egresada de la máxima casa de estudios en el país donde también estudió la licenciatura y maestría en ciencias de la comunicación. Los tres grados los obtuvo con mención honorífica. En el Colegio de México perteneció a la primera generación en estudios de la mujer. Sus investigaciones tienen como eje central la historia del periodismo nacional y la participación femenina. Ayer la doctora Carballido, a quien a más de uno enorgullece haber sido su alumno, a propuesta de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) se convirtió en la nueva presidenta del jurado del Premio Nacional de Periodismo para la edición 2017. El cuerpo colegiado, conformado por 11 miembros, seleccionó tres de ellos para votar por quien sería presidente, uno de ellos dimitió al haber sido ya representante del jurado, de las dos personas que quedaban, Hernández Carballido fue elegida por siete votos. Durante su trayectoria periodística de más de 30 años, ha recibido infinidad de reconocimientos. Destaca el Premio Rosario Castellanos (1990) y Premio Periodismo por la Infancia (1991). La UNAM le dio la Medalla Alfonso Caso por haber obtenido el más alto promedio de calificación en los estudios de maestría. En mayo de 2003 recibió un reconocimiento del Sindicato de Asociaciones Autónomas del Personal Académico de la UNAM por su trayectoria académica. Columnista de esta casa de editorial, la doctora Elvira Hernández Carballido recibe un justo reconocimiento a su productiva trayectoria. Desde este espacio auguramos el mayor de los éxitos a la investigadora, a la madre, a la amiga, a la esposa, a la siempre conmovedora escritora de “Bellas y airosas”. ¡Enhorabuena! De filón. Mientras los dimes y diretes entre el ayuntamiento de Pachuca y la Secretaría de Obras Públicas del gobierno estatal suben de tono por la inacción en torno a los baches, somos los ciudadanos quienes pagamos los platos rotos.

Comentarios