“Señor / la jaula se ha vuelto pájaro / qué haré con el miedo”. En la última estrofa del poema “El despertar” Alejandra Pizarnik dibuja el asombro ante la libertad a través de la posibilidad de volar que la imagen de un ave representa.

En la antigua Grecia, la observación del comportamiento de las aves dio origen al arte adivinatoria conocida como ornitomancia (ornito: pájaro; mancia: adivinación). Los cantos, las migraciones y la formación de nidos eran consideradas como señales a ser interpretadas por los sabios de aquel entonces con la intención de prever el futuro. Tal práctica se difundió por diferentes culturas del mundo otorgando a los pájaros un lenguaje peculiar.

¿Qué es entonces el lenguaje? Para el lingüista estadunidense Noam Chomsky tal pregunta “tiene gran importancia para todo aquel preocupado por comprender nuestro yo moderno”. De manera muy escueta, lenguaje es un sistema de símbolos y signos que utilizamos para comunicarnos.

Y así, pensando en el diálogo de diferentes lenguajes artísticos, tales como la danza, el teatro, la música y la literatura, la actriz y directora escénica Mabel Solís Oscura llevará al escenario Ornitomancia, un proyecto interdisciplinario apoyado por el Programa de estímulo a la creación y desarrollo artístico (PECDA) 2018.

Organicidad, empatía y creatividad fueron las claves del proceso que integró a un gran equipo de técnicos y artistas como Gabriela Vera Espinoza (bailarina), Diana Rivero (actriz), Mabel Solís (actriz/bailarina), Ariana Cristal Gómez (música/compositora), Alonso Ávila Jiménez (músico/compositor), Ricardo Pérez Ortiz (músico/compositor), Isaí Misael Quintero (coreógrafo), Julio Oviedo (diseño de iluminación), Amílcar Zúñiga (texto), Saúl Quezada (texto), Ricardo León (diseño/máscara), Tatiana Tiburcio (vestuario), América López (asistente de dirección/gestión) y Paola González (publicidad).

No es casualidad el que los pájaros sean un tema presente en el trabajo de una artista como Mabel Solís Oscura, puesto que tiene alas. Inquieta, versátil y disciplinada la directora del Colectivo Escénico Escaranilla –como otras tantas que con vocación, resistencia y necedad “vuelven pájaro” las jaulas de los escenarios hidalguenses: Beatriz Valdés, Eréndira Gutiérrez, Ana Liedo, Gabriela González, Harumi Macías, Anel Estrada, María Teresa Paulín, Raquel Muñoz, solo para mencionar algunas– invita al público a ver el teatro como un espacio de comunión en donde los prejuicios son el único mal presagio para cualquier vuelo posible.

Ornitomancia (Proyecto interdisciplinario apoyado por el Programa de estímulo a la creación y desarrollo artístico (PECDA) 2018
Colectivo Escénico Escaranilla
Dirección: Mabel Solís Oscura
Sábado 22 de febrero, 18 horas
Teatro Guillermo Romo de Vivar
Entrada libre

Ornitomancia

Comentarios