Orquesta 24 Cuadros al ritmo de la lluvia

127
orquesta

Pachuca.-

La Orquesta 24 Cuadros se presentó el miércoles en plaza Juárez de Pachuca, en el marco del Festival Cultural Interfaz, organizado por el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).
La lluvia no impidió que el público se quedara al evento, el cual abrió con el grupo de baile de salón del ISSSTE, quienes lucieron vestimenta blanca con un naranja llamativo que brillaba hasta debajo del cielo nublado.

El goteo no cedió hasta que un violín se escuchó en el escenario, la orquesta estaba en su posición para dar inicio, 10 personas en el templete comenzaron su participación con un ritmo del acordeón que captó la atención del público, la melodía empezó con el sonido del agua cayendo que de un momento a otro cortó de tajo, para dejar que todos se centraran en los instrumentos.

El teclado, contrabajo y violonchelo estaban por un lado, unidos al grupo por los tintineos de los platillos de la batería; al otro lado estaba el acordeón, las trompetas, el saxofón y el violín, la media luna de los músicos tenía un centro, la guitarra eléctrica quien también fue la voz.
El final de la primera pieza llegó de pronto, igual que tres jóvenes coristas, de cabello negro, corto y lacio, de quienes salían notas impresionantes, además de lucir los vestidos de un tutú blanco que cubría una falda dorada en juego con un corsé negro, que permitió que a través de un baile lucieran su ajuar con los movimientos de sus cuerpos.

Sus manos, cubiertas por guantes negros, se elevaron para incitar al público a aplaudir en la canción de “Trotsky usó mi baño y lo tapó”, siguió “Hasta el Sol” con arte visual de Alejandra Alarcón en la pantalla detrás del escenario, las imágenes contaban una historia mientras ellos cantaban.
Las luces de colores salían disparadas del escenario, los estrobos, el viento y la lluvia le dieron al concierto un toque único a la canción de “Job”, su nuevo sencillo. Después “Motherfucker” se apoderó de los músicos, y un altavoz se usó para la voz principal.
Las coristas abandonaron el escenario por dos canciones, una de ellas “The day after”; ellas volvieron para cantar “A tus pies”, sus voces sonaban más que los instrumentos, quienes solo emitían sonidos suaves.

Para finalizar, la orquesta y las cuatro voces se unieron en las últimas canciones, la lluvia no se había ido, solo se apaciguó y quedó una pequeña brizna.

Comentarios