Mineral de la Reforma

Con la dirección de Gaétan Kuchta y la participación del oboísta Carlos Rosas, la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH) presentó ayer la segunda parte del ciclo “Los grandes conciertos”.
La gala abrió solo con los violines, violas, cellos y bajos que interpretaron las Dos melodías elegíacas de Edvard Grieg, los movimientos “Heart’ wound” y “Las spring”, que llenaron de melancolía y nostalgia el aula magna Alfonso Cravioto Mejorada en Ceuni.
La melodía compuesta en 1880 sobresale por su espontaneidad, belleza y el sentimiento poético; fue escrita originalmente para canto y piano.
Posteriormente la orquesta le dio la bienvenida a Carlos Rosas, solista oboísta de la Orquesta Sinfónica Nacional de México, quien interpretó el Concierto para oboe de Richard Strauss.
La interpretación arrancó las palmas de las y los asistentes, la pieza fue una de las últimas obras que compuso Strauss volviendo a su estilo romántico. Al finalizar la interpretación, la OSUAEH entregó un reconocimiento al solista, quien agradeció al público la recepción que le brindaron.
Al regreso del intermedio, la orquesta de la Autónoma de Hidalgo ejecutó Danzas sinfónicas de Serguéi Rachmaninov, una pieza que resultó ser la primera en la carrera del compositor ruso.
Dedicada a Eugene Ormandy, es una de las piezas más apreciadas por intérpretes y público, por su inspiración melódica y su expresividad; la fuerza y la energía de la obra se dejaron escuchar en el recinto con los 80 músicos.
La OSUAEH regresará con una noche especial con sabor a España de la mano del exdirector de la orquesta Román Revueltas, como huésped, con piezas de Joaquín Rodrigo y Manuel de Falla.
Para el 28 de octubre la orquesta celebrará el Día de Muertos con el concierto Calaverita Sinfónica, con temas de Fréderic Chopin, Richard Wagner y Camille Sain-Saëns, además de temas de película de terror.
Asimismo, la orquesta prepara una gala llena de ritmo con OSUAEH Baila, donde se podrá escuchar mambos, valses y danzas.

Rachmaninov

  • La OSUAEH
    interpretó ayer las piezas Dos melodías elegíacas de Edvard Grieg, el Concierto para oboe de Richard Strauss y Danzas Sinfónicas de Serguéi
  • Para el concierto de Strauss,
    la orquesta le dio la bienvenida a Carlos Rosas, solista oboísta de la Orquesta Sinfónica Nacional de México
  • La orquesta
    regresará con una noche especial con sabor a España de la mano del exdirector de la orquesta Román Revueltas, como huésped

 

Comentarios