OSUAEH cierra con broche de oro argentino

263
OSUAEH,oro argentino,FUL,UAEH

Mineral de la Reforma.- El bullicio crecía al igual que la multitud que abarrotaba poco a poco las gradas del poliforum Carlos Martínez Balmori, nadie quería perderse el cierre de la Feria Universitaria del Libro (FUL) a cargo de la Orquesta Sinfónica de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (OSUAEH).

Este año, los músicos agregaron un toque argentino a la velada de clausura, con lo que rindió tributo a las bandas legendarias del rock de ese país; así, el recital arrancó con toda la fuerza al ritmo de “La muralla verde” de los Enanitos Verdes.

Los asistentes corearon de principio a fin el tema en versión orquestal, calentando gargantas para entonar los temas de Soda Stereo y dar la bienvenida al grupo Underground, que continuaron el repertorio con “Persiana americana”, “Prófugos” y “La ciudad de la furia” hicieron gritar a la audiencia que de inmediato tomaba fotos y video con su celular.

Las voces de la audiencia se mezclaron con las voces de los vocalistas Alberto Morales y Crystal Ávalos, de la agrupación, y al unísono interpretaron “Lamento boliviano” nuevamente de los Enanitos, los ánimos para entonces estaban subiendo cuando “Bicho raro” de Los Fabulosos Cadillacs.

Charly García se hizo presente con “No voy en tren” y volvimos con Soda Stereo para entonar “Nada personal”; otra de las canciones que fueron coreadas por el público reunido fue “Luz de día” donde las luces de los celulares se encendieron a lo largo y ancho del poliforum.

Pero si las anteriores canciones hicieron vibrar a los asistentes, “Matador”, de Los Fabulosos, vino a prender los ánimos todavía más, sin duda, uno de los temas que más se esperaban en el concierto.

No podía faltar el rock de Rata Blanca con los temas “La leyenda del hada y el mago” en su versión orquestal y “Mujer amante” con Underground en la interpretación; la orquesta y los músicos de la banda de rock se complementaron en el escenario interpretando los arreglos musicales de Edgar Gutiérrez.

Gaétan Kuchta, director artístico de la OSUAEH, continuó con el recital; “Mil horas” de Andrés Calamaro fue otra de las canciones que se hizo acompañar por las palmas del público, mismo que volvió a emocionarse con “Cuando pase el temblor” de Soda Stereo.

“Vasos vacíos” del grupo liderado por Vicentico y “Guitarras blancas” de los Enanitos, no fueron más que una mecha que conectó al público con las siguientes piezas del final de una velada muy rockera.

Para el cierre del concierto “Cuando seas grande”, de Miguel Mateos, hizo a muchos recordar la dorada época de la década de 1980, pues ahí no pararon los recuerdos, ya que la agrupación de Gustavo Cerati resurgió en manos de la orquesta de la UAEH y Underground, cuando “De música ligera” retumbó en el poliforum en voz de un público por demás prendido.

Al recibir los aplausos de quienes pedían otra canción, los músicos complacieron a la audiencia, La Cuca y su tema “El son del dolor” cerraron con broche de oro argentino una edición más de la Feria Universitaria del Libro, la 31, la que quedará en el recuerdo de muchos.

  • Este año, los músicos agregaron un toque del país invitado a la velada de clausura, con lo que rindió tributo a las bandas legendarias del rock; así, el recital arrancó con toda la fuerza al ritmo de “La muralla verde”

Comentarios